sara-y-anaPúblico recoge hoy un análisis de la situación del colectivo LGTB en las cárceles. De este análisis se deriva que las lesbianas son mucho más visibles y se muestran con más naturalidad que los presos gays. Para Toni Poveda, presidente de la FLGTB, el dato tiene que ver con el mayor grado de respeto que tienen las mujeres hacia la homosexualidad o la transexualidad.

Las caras detrás de este reportaje son Sara y Ana, una pareja de lesbianas que cumplen condena en la cárcel de Meco, donde ‘ninguna lesbiana se esconde’, según Sara. Ya sin foto y sin caras, incluye también los casos de ‘Jorge’ (nombre ficticio), que estuvo preso en una cárcel de la comunidad valenciana y prefirió fingir que se carteaba con una mujer y René, mexicano de 24 años que está preso en la cárcel de Mansilla de las Mulas (León) y vive sin acoso su homosexualidad, aunque en un ‘módulo de respeto’ donde se ofrece a los internos recursos formativos y laborales, y donde se ingresa de manera voluntaria y por buen comportamiento.

Jorge y René serían dos exponentes de la realidad de los homosexuales en las cárceles españolas, peor que la de las lesbianas en general y en la que quizá habría que detenerse un poco más a analizar casos particulares. Habría que ver, en el caso de los hombres, si el hecho de que ciertos homosexuales sean ‘respetados’ en la cárcel tiene que ver con otros factores, como raza, pertenencia o no a bandas, tipo de delito por el que está ingresado, etc.

José Luís López, de la Fundación Triángulo reconoce que no ha tratado en profundidad el tema del lesbianismo en prisión. No obstante, en su opinión ha habido grandes avances en los últimos veinte años y se ha reducido el acoso. La impresión de López cuando ha visitado alguna prisión es que ‘en los centro penitenciarios hay una gran tolerancia a la homosexualidad y es que legalmente tampoco los reclusos ni los funcionarios pueden hacer otra cosa porque, aunque fueran homófobos, estarían incurriendo en un delito’.

Por su parte, la FLGTB incluirá el tema en la próxima ponencia del congreso que la asociación celebrará el próximo mes de abril. Su presidente destaca que el Colectivo Lambda, de Valencia, organiza durante la celebración del Orgullo Gay un día en las prisiones con actividades y talleres que son muy bien acogidas.