unacartaendosmanzanas

“Las lesbianas no follan, aunque muchas digáis que sí. Si no hay polla no se folla”.

Suele ser la teoría falocéntrica de tíos heterosexuales que se creen deseados por todo el mundo y se muestran ansiosos por volvernos heterosexuales gracias a su todopoderoso miembro. La sociedad heterosexista y la falocracia de la mente masculina han contribuido a generar la idea de que para el sexo es necesario un pene, dejando a la mujer en un segundo plano. Afirman que usamos los dedos o vibradores para penetrar porque imitamos lo que no podemos tener, un pene. Todo gira en torno al pene. Que la mujer necesite de la introducción de algo alargado (y por lo tanto parecido a un pene) para obtener placer es una mera cuestión de fisiología, no de desear un pene. Además resulta evidente para todo el mundo menos para ellos que si una chica es homosexual es porque no le gustan los hombres y por lo tanto tampoco los penes. Parece que el que una mujer pueda disfrutar prescindiendo de lo que más valoran, su pene, hiere su orgullo. Pene, pene, pene.

Y siguen insistiendo,

“A mí si me tocan el paquete no digo que estoy follando. Ya mismo os darán un besito y diréis que habéis hecho el amor”.

Es un argumento tan absurdo que hasta me resulta ridículo comentar algo al respecto. El sexo en su definición más estricta consiste en la compenetración de dos personas para penetrar y ser penetrado, así que evidentemente si te tocan no estás ni te están follando, puesto que ni estás ni te están penetrando. Como si una chica se lo toca a otra sin llegar a penetrarla, oiga.

Tampoco les echo toda la culpa a ellos. Gran culpa es del machismo que siempre ha imperado en la sociedad en la que siempre se suponía a las mujeres como objeto sexual dándoles un papel pasivo y sin rechistar. Tampoco me quita el sueño lo que un par de gallitos de corral puedan pensar, pero me molesta enormemente que afirmen como verdades absolutas cosas de las que no tienen ni idea.

Es una lástima que muchas de nosotras vayamos a morir vírgenes sin saber lo que es el sexo de verdad por no haber probado una buena polla, supongo.

Nana