Las autoridades de Moscú (Rusia) habrían dado hoy su permiso, según organizaciones LGTB locales, para la celebración de una marcha del Orgullo el próximo 28 de mayo. A falta de confirmación oficial, la decisión, que sería histórica, ha provocado el entusiasmo de los organizadores.

El activista Nikolai Alekseev, que ha organizado las marchas de los pasados años desde 2006, ha declarado que las autoridades “deben ahora proteger la seguridad de los participantes de acuerdo con la sentencia del Tribunal Europeo“. Bajo el nombre de “Orgullo Gay de Moscú: la homosexualidad en la historia de la cultura mundial y de la civilización”, la manifestación discurrirá por zonas céntricas de la ciudad, cercanas por ejemplo al Kremlin y la Plaza Roja. Durante la misma, los participantes podrán informarse de la historia de la homosexualidad y escuchar música del compositor Piotr Chaikovski o de Elton John.

Los sucesivos intentos de celebrar marchas del Orgullo LGTB en Moscú se han saldado en años anteriores con prohibiciones oficiales, detenciones y violencia por parte de grupos nacionalistas y religiosos. En 2009, cuando se hizo coincidir con la final del Festival de Eurovisión, fueron detenidas al menos 25 personas, mientras que el año pasado los activistas consiguieron llevar a cabo una breve manifestación que se dispersó antes de que apareciera la Policía.

Desde que el anterior alcalde moscovita, el abiertamente homófobo Yuri Luzkhov, fuera destituido en septiembre del año pasado, la situación parece ir mejorando lentamente. Así, en octubre tuvo lugar la primera concentración LGTB autorizada en la ciudad, y ese mismo mes, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Rusia a indemnizar a los organizadores y garantizar la celebración de las siguientes marchas del Orgullo LGTB. Una decisión cuyos resultados podremos evaluar el próximo 28 de mayo.