"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Nos toca mover ficha

“¡Que no nos han regalado nada, joder! (…) Nos guste o no, sirvan para mucho o para poco, las iniciativas legislativas que se han conseguido, las han conseguido todas las maricas, bollos y trans de nuestra historia, cada grupo, cada colectivo, cada panfleto, cada graffiti, cada acción, cada performance, cada línea escrita: no es un triunfo de uno, ni de dos, ni de tres en un despacho, es el fruto de una multitud de bollos, maris y trans que llevan luchando toda la vida dese hace medio siglo como poco”. Paco Vidarte, Ética Marica, (2007).

ZP anuncia que se va y nos deja un legado interesante: 40% de paro juvenil; más del 70 % de empleos precarios; una guerra imperialista en Libia; viviendas vacías y maricas sin poder irse de casa de sus homófobos padres. Pero muchas personas lo defienden porque, según comentan, “gracias a él, nos podemos casar”, y ni se sonrojan. Hablo de personas que militan en movimientos LGTB o, al menos, que presumen de ello. Resulta curioso que se menosprecie de esta forma a las personas que mueven su culito obrero explotado para pegar carteles, correr de la policía, o imprimir panfletos. No quiero culpar directamente a quiénes reproducen afirmaciones del tipo “no critiques, a quién nos lo ha dado todo”, pero es absurdo sostenerlo una vez más, porque no es cierto, y porque habría que ver qué realmente nos ha “regalado” y qué nos ha robado.

Si los Pactos de la Moncloa en 1977 supusieron una estrategia para colarnos una supuesta transición y desmovilizar a los sindicatos de este país, algo parecido sucedió con la aprobación de la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo y la llamada ley de identidad de género. El resultado ha sido el esperado por el PSOE: silencio y desmovilización, como cuando se le pone el chupete a un bebé que llora. Nos robó nuestras principales armas, como a los sindicatos, y todo eso situando a personas LGTB entre sus filas, como se hizo con el actual ministro de trabajo tras la huelga general del 29-S. Habría que recordarles a los dirigentes del Partido Socialista que no nos vale que metan en sus filas a personas LGTB para seguir sosteniendo el mismo sistema que produce las exclusiones contra las que luchamos. ¿Y nos tenemos que callar? Pues va a ser que no. Ni tampoco vamos a llorar porque se nos va.

No sabemos si ZP sabe que para poder largarte de casa con otra persona y formar matrimonio, lo que se supone que nos regaló, tenemos que tener al menos un curro y lugar donde vivir. ¿Y qué nos da a cambio? Pues un 40% de paro juvenil, contratos precarios, una universidad mercantilizada, duras leyes de extranjería, altos indices de pobreza femenina, salarios que no llegan a los 1.000 euros, subsidios inexistentes y mujeres trans trabajando 10 horas al día en condiciones lamentables. Nos ha dejado, por tanto, un panorama excelente como para irte de casa porque no soportas la homofobia de tu pueblo o porque quieres irte a vivir con tu pareja bien lejos ¿Y todavía lloras porque se va ZP? Yo lloro porque tú lloras porque se fue ZP. Me da tristeza que no seas capaz de plantarle cara a quién no te permite un trabajo digno y te contenta con caramelos y ayudas de 426 euros.

Y si no te llevas mal con tu familia, piensa al menos en parte de ella. ¿Cuántas de nuestras madres no podrán tener una jubilación “digna de ser vivida”? ¿Cuántas de nuestras madres llevan años trabajando sin cotizar, porque han estado en trabajos no reconocidos, como el servicio doméstico, los cuidados y demás? Teniendo en cuenta que Emilio Botín ha agradecido a ZP su colaboración para que siga siendo triunfador de esta crisis, podemos decir perfectamente que, más que regalarnos, nos ha robado y mucho.

Ya está bien de centrarnos sólo en el activismo de moqueta y despacho, cuando los problemas reales de las personas LGTB son otros. La LGTBfobia existe sí, pero también es transfobia cobrar 600 euros por fregar suelos de un colegio del Opus Dei financiado por el Estado. Las condiciones materiales y el poder de la Iglesia también son transfobia. También es homofobia que los empresarios circulen en la manifestación del Orgullo mientras explotan a lesbianas sin contratos o contribuyen a la mercantilización de la universidad para elitizarla aún más y que sólo puedan acceder a ella las personas LGTB privilegiadas, a las que no le importa mucho que le peguen una paliza a una bollo gitana o que una pareja de lesbianas con hijos no llegue a fin de mes a causa de la discriminación salarial, ya que su situación de privilegio la obtienen gracias a las exclusiones de otros/as. Como dijo recientemente Julio Anguita, en un programa de televisión,“nadie se hace multimillonario/a siendo honrado/a”.

Es hora de volver a la calle porque hay razones de peso. Y los/as jóvenes LGTB no somos personas inmunes al desempleo, la precariedad y la explotación laboral. Porque además de querer vivir nuestra identidad libremente, queremos que existan las condiciones para que ello sea posible, y este gobierno no nos ha dejado. Nos condena a la precariedad y a la exclusión, con sus recortes y ataques a nuestros derechos conquistados. Por ello, debemos estar en la manifestación de “Juventud Sin Futuro” del próximo 7 de abril en Madrid y en las demás ciudades donde se convoque. Porque no podemos dejar que nuestro propio lema, “juventud sin futuro”, siga siendo un lema impuesto por los gobiernos de los poderosos. Porque ya es hora de cambiar ese lema a través de las movilizaciones, la acción y la lucha, y porque nos merecemos un futuro “digno de ser vivido”, y porque podemos levantarnos, al igual que han podido levantarse muchos pueblos árabes. Porque no nos dejan de otra, y porque ya nos han robado bastante. Ahora nos toca a nosotras sacarles el “bollera de mierda barriobajera” que tienen guardado en su garganta capitalista. Nos toca mover ficha.

Josué González Pérez
Web de la Plataforma Juventud Sin Futuro: juventudsinfuturo.net.

Veces compartido
Comentarios
  1. Colombiano
  2. Ávila
  3. ivan
  4. Colombiano
  5. andrenio
  6. Lobogrino
  7. MonEsVil
  8. Nac
  9. Leo
  10. Guillermo
  11. fernando1984
  12. Guillermo
  13. Carlos
  14. MonEsVil
  15. Ávila
  16. Nacho
  17. MonEsVil
  18. Ave
  19. Joselitiko
  20. Toni
  21. metabolic
  22. UnoCualquiera
  23. Lobogrino
  24. Dr.Turbio
  25. Trot
  26. Ave
  27. Lobogrino
  28. Anarres
  29. Dr.Turbio
  30. Lobogrino
  31. Lobogrino
  32. Dr.Turbio
  33. Lobogrino
  34. Jose
  35. contradictorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar