Perdidas momentáneamente las batallas de Maryland y Rhode Island, toda las miradas se dirigen ahora al estado de Nueva York, en el que cada día que pasa se acumulan los posicionamientos a favor de la aprobación de una ley de matrimonio entre personas del mismo sexo. Una ley que haga posible que parejas como la formada por Richard Adrian Dorr y John Mace, dos ancianos de 83 y 91 años, puedan ver cumplido su sueño de casarse en la gran manzana.

Richard y John se conocieron en 1950 y llevan juntos 61 años. “Una especie de récord”, bromean. Durante estas seis décadas y pico estos dos profesores de canto han constituido una pareja feliz. Con una tremenda vitalidad, pese a su edad, les falta un deseo por ver cumplido: contraer matrimonio, y hacerlo además en Nueva York, su ciudad, y no en un estado vecino como Massachusetts o Connecticut. “Somos neoyorquinos, y después de 61 años juntos, creemos que tenemos derecho a casarnos en Nueva York”, afirman. Es por eso que han grabado un vídeo de apoyo a la campaña a favor del matrimonio igualitario que promueva la organización Freedom To Marry:

El matrimonio igualitario ya recibió en 2009 el espaldarazo de la Asamblea de Nueva York, pero el veto de varios demócratas conservadores impidió entonces que la ley fuera aprobada por el Senado. Lo cierto es que tampoco ahora la situación en el Senado estatal es fácil: los republicanos disponen de una discreta mayoría (32 a 30), y aunque mermados en número, todavía permanecen en su escaño algunos demócratas opuestos.

Apoyo decidido del Gobernador y de influyentes empresarios

Sin embargo, el clima social, tal y como revelan recientes encuestas de opinión, es cada vez más favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo. Tanto el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, como el nuevo Gobernador del estado, Andrew Cuomo, son partidarios, como hemos recogido en ocasiones anteriores. De hecho, Cuomo acaba de insistir en la necesidad de que el proyecto se retome a lo largo de las próximas semanas, manifestando incluso que él considera este tema una batalla “personal”. La postura de Cuomo, además, ha obtenido un inesperado respaldo por parte de un grupo de importantes empresarios y financieros, entre los que se encuentran los principales directivos de Goldman Sachs, Tishman Speyer Properties o Morgan Stanley, que consideran que la aprobación del matrimonio del mismo sexo en Nueva York permitiría a este estado competir en mejores condiciones como foco de atracción de los mejores profesionales y reportaría importantes beneficios económicos…

No es descartable, en definitiva, que algunos senadores neoyorquinos republicanos puedan inclinarse a favor del matrimonio igualitario, tal y como les han pedido celebridades del ámbito republicano, como Meghan McCain (hija del senador John McCain) o Barbara Bush (hija del expresidente Bush). Por lo pronto, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Dean Skelos (que podría bloquear la votación) anunció hace varias semanas que si se presenta un proyecto en ese sentido él permitirá que sea votado.