El pasado 23 de abril una mujer transexual y de raza negra fue agredida en Barcelona, mientras paseaba con su pareja, a manos de los ultras del principal equipo de fútbol de la ciudad. Tres de los agresores han sido detenidos.

Los hechos sucedieron el día en que tuvo lugar la última jornada de liga, con el enfrentamiento F.C. Barcelona-Osasuna. La afectada caminaba tranquilamente por una calle de la capital catalana junto a su pareja, sin saber que estaba transitando junto a uno de los lugares de reunión de los Boixos Nois, un grupo de ultras del Fútbol Club Barcelona conocido por las simpatías neonazis de muchos de sus miembros. En ese momento, tres de ellos salieron de un local acompañados por otros clientes para insultar a la víctima y a menospreciarla por su condición sexual y raza. Tanto la mujer transexual como su pareja sufrieron además golpes y el lanzamiento de sillas y de otros objetos.

El pasado martes día 7, tres miembros de los Casuals, la facción más violenta de los Boixos Nois, fueron detenidos como presuntos autores de la agresión. Los tres detenidos responden a las iniciales de A.T.A., de 38 años; D.M.L., de 34 y S.R.H., de 22 años; todos ellos cuentan con antecedentes. Actualmente se les imputan los delitos de trato degradante y vejatorio además de una falta de lesiones.

Esperemos que durante el juicio se apliquen los correspondientes agravantes que el Código Penal contempla tanto por racismo como por identidad de género de la víctima.