"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La política de “Don’t ask, don’t tell” es historia

La política de “Don’t ask, don’t tell”, que prohibía a gays y lesbianas servir en el Ejército estadounidense a no ser que mantuvieran en secreto su orientación sexual, es ya historia. Este 20 de septiembre se cumplían 60 días desde que el Presidente Obama, el secretario de Defensa y el jefe del Estado Mayor firmaran la certificación ante los comités militares de Cámara de Representantes y Senado de que el Ejército está ya listo para aceptar en su seno a personas abiertamente homosexuales.

La derogación, aprobada en diciembre de 2010 por el Congreso pero condicionada a que tuviera lugar dicha certificación, es ya plenamente efectiva. “Desde hoy, los patriotas americanos de uniforme ya no tendrán que mentir sobre quienes son para servir al país que aman. Desde hoy, nuestras Fuerzas Armadas ya no tendrán que perder las extraordinarias capacidades y experiencia de combate de tantos miembros gays y lesbianas. Y hoy, como Comandante en Jefe, quiero que todos aquellos que fuisteis expulsados debido a esta ley sepáis lo mucho que vuestro país valora vuestro servicio”, ha expresado el Presidente Obama en un comunicado oficial emitido por la Casa Blanca.

La política de “Don’t ask, don’t tell” fue una solución de compromiso adoptada en 1993, después de que el Congreso rechazara entonces las intenciones del entonces Presidente Bill Clinton de permitir a gays y lesbianas servir en las Fuerzas Armadas, algo prohibido hasta entonces. La solución adoptada, vigente hasta ahora, fue exigir a gays y lesbianas que mantuvieran oculta su homosexualidad a cambio de “no preguntar” por el tema a la hora de ingresar en el Ejército ni de investigarlo salvo que existieran pruebas evidentes. Una situación que ha propiciado numerosas situaciones de abuso, que ha causado la expulsión del Ejército de más de 13.000 personas y que ha supuesto además un alto coste económico (un informe elaborado hace varios meses lo cifraba en más de 193 millones de dólares solo entre 2004 y 2009).

Primera boda pública de un militar….

Lo cierto es que las celebraciones y actos a lo largo y ancho del país no se han hecho esperar. Una de las más destacadas ha sido la boda del teniente de marina Gary Ross, primer militar homosexual estadounidense que contrae matrimonio, al menos públicamente. Ross, de 33 años, se casó en Vermont (uno de los estados del país que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo) con el que era su novio desde hace once años, Dan Swezy, de 49 años, inmediatamente después de que el reloj marcara las 00:00 horas del martes. Ross, que ya no tendrá que mantener en secreto su relación, vistió uniforme de gala para la ocasión.

… y salida del armario pública

Otra historia que recogen los medios ha sido la salida del armario de un soldado estadounidense destinado en el extranjero, que ha salido del armario ante su propio padre en una conversación teléfónica. El propio soldado lo ha grabado y colgado en YouTube. Aunque se trata de una conversación en inglés, por su interés reproducimos el momento:


La lucha sigue en los tribunales

Conviene recordar, por último, que en paralelo al proceso de derogación por vía legislativa de la política de “Don’t ask, don’t tell” ha tenido lugar una batalla legal ante la justicia federal. En septiembre de 2010 la jueza federal Virginia A. Phillips la declaraba inconstitucional en respuesta a una demanda de Log Cabin (el grupo LGTB del Partido Republicano), y ordenaba su suspensión inmediata. Una suspensión que después ratificaba la Corte de Apelaciones de San Francisco, pero que el Departamento de Justicia solicitó demorar (por considerar que “cortocircuitaba” la derogación por vía legislativa), hasta presentar las correspondientes alegaciones.

Esta por ver que sucederá ahora, una vez derogada dicha política. Si el proceso judicial llega a su fin y se mantiene su inconstitucionalidad, el fallo podría actuar como “vacuna” ante futuros intentos de reinstaurarla.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar