La cadena de televisión de Oprah Winfrey, OWN, estrenó este domingo en Estados Unidos I Am Jazz: A Family in Transition, un documental que narra la historia de Jazz, una niña transexual de 11 años, feliz y risueña, que se enfrenta a un momento especialmente duro: el inicio de la pubertad. Cuenta, sin embargo, con el apoyo incondicional de sus padres, dispuestos a sufragar el tratamiento de bloqueo hormonal que por el momento impida el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos.

La revista The Advocate ha entrevistado a Jazz, que desde siempre se ha sentido una niña. “Cuando tenía dos años, y mi mamá me decía ‘buen chico’, yo le respondía, ‘no mamá, buena chica’”, afirma. Desde muy pequeñita, la peor pesadilla de Jazz era ver como le crecía el vello. “Soñaba que me crecía un bigote gigante, y corría hacia la cama de mi madre, gritando y llorando. ‘No quiero pelo en mi cara ni en mi pecho, como el de papá’, decía. Y ella me respondía, ‘no te preocupes, siempre te protegeré, no dejaré que te pase, si no es lo que quieres’”, cuenta la niña, que tiene el apoyo de sus padres y de sus tres hermanos (una chica y dos chicos, todos mayores que ella).

En España, hace varias semanas, también la televisión se acercaba a la realidad de las menores transexuales. El programa de Cuatro Conexión Samanta dedicaba un reportaje a este tema. Insertamos un fragmento que presenta la historia de Lidia, de 9 años, y de su madre, que se ha tenido que enfrentar a la incomprensión de familia, amigos y profesores. Ahora cuenta c0n la inestimable ayuda del colectivo No Te Prives: