Hace pocos días nos referíamos a la mucha veces complicada realidad a la que se enfrentan los menores transexuales. Hoy volvemos a presentar un caso que ha llamado la atención de los medios: en una pareja de gemelos idénticos, nacidos con sexo biológico masculino, uno de los hermanos es una niña transexual. Como suele ser habitual en estos casos, resultó mucho más díficil aceptarlo para sus padres que para su hermano…

Nicole y Jonas Maines tienen ya 14 años, y viven en Maine (Estados Unidos). Desde muy pequeñitos, la diferencia entre los dos hermanos era evidente, pese a su parecido físico. A Jonas le gustaban los juegos “de chicos”, a Nicole (entonces Wyatt) los juegos ”de chicas”. Jonas vestía de chico con absoluta naturalidad, mientras Nicole se comportaba y quería vestir como una chica. Para sus padres no fue fácil, e inicialmente intentaron reprimir la identidad femenina de Nicole. No pudieron. “Papá, tienes que aceptarlo, tienes un hijo y una hija”, le espetó un día el propio Jonas a su padre, Wayne Maines.

Finalmente, los padres asumieron la realidad y decidieron que lo mejor era apoyar a su hija en el proceso de transición. La niña, de hecho, está siendo asistida por profesionales de la unidad de género del Children’s Hospital de Boston, uno de los pocos servicios médicos del mundo especializados en atender a niños y adolescentes transexuales. La familia, además, ha decidido hacer pública su historia y permitir que The Boston Globe publique un extenso reportaje sobre el caso. Ahora quieren ayudar a sensibilizar a la población sobre una realidad que a ellos mismos les costó asumir.

Precisamente esta semana ha sido presentado el informe Transexualidad en España: Análisis de la Realidad Social y Factores Psicosociales Asociados, encargado por la FELGTB y realizado por la Universidad de Málaga. Según dicho informe (que puedes descargar pinchando aquí), la media de edad a la que se es consciente de la propia transexualidad se sitúa en 10,8 años. Sin embargo, no se comunica a terceras personas hasta en torno a los 18…