Zachy, nacido Zach Avery, podría ser a sus cinco años la persona transgénero más joven reconocida por el sistema de sanidad público británico, el NHS. Sus padres han declarado que dejarán la decisión sus manos. Según su madre Zachy ya se identificaba como niña con tres años, y fue diagnosticado de “disforia de género” con cuatro.

Al principio los padres de Zachy pensaron que se trataba de una simple fase, pero con el tiempo la situación se volvió más seria y el pequeño llegó a intentar cortar su pene. Fue entonces cuando lo llevaron al médico y recibió el diagnóstico. Al parecer el entorno escolar de Zachy también ha sido acogedor: los padres explicaron a los demás niños que Zachy era una niña en un cuerpo de niño, y los pequeños lo aceptaron con toda naturalidad. Además, su escuela hizo que los cuartos de baño para el grupo de edad de Zachy fuesen compartidos por niños y niñas.

Su madre continúa usando pronombres masculinos al referirse a Zachy, pero declara que respetarán sus decisiones. “Dejaremos que sea él quien decida lo que quiere hacer. Si cambia de opinión y decide ser un niño de nuevo está bien. Y si no, también. Me gustaría recuperar a mi hijo, pero quiero que sea feliz. Si éste es el camino que quiere seguir -si esto es lo que le hace feliz- adelante. Quiero que tenga todo mi apoyo”.

Al parecer 165 niños han recibido el diagnóstico de “disforia de género” en todo el Reino Unido este año, dentro de una tendencia al alza probablemente debida a una mayor información por parte de los padres, y siete menores de 5 años fueron diagnosticados el año pasado.