El PP no ha obtenido la apabullante victoria que encuestas y analistas políticos preveían en las elecciones autonómicas celebradas este domingo. De hecho, ha quedado lejos de la mayoría absoluta, y aunque sus listas han sido las más votadas, apenas ha obtenido un punto porcentual más que su inmediato seguidor, el PSOE. La suma de fuerzas de la izquierda (PSOE e IU) se impone tanto en votos como en escaños. Esperamos que ello se traduzca en el cumplimiento de los compromisos que ambas fuerzas políticas adquirieron con la coordinadora LGTB andaluza Girasol, de los que informábamos hace pocos días.

El PP ha obtenido el 40,66% de los votos y 50 escaños. El PSOE, el 39,52% de los votos y 47 escaños. IU, el 11,34% de los votos y 12 escaños. UPyD (3,35% de los votos) y Partido Andalucista (2,5% de los votos) quedan finalmente sin representación en el Parlamento de Andalucía. Un resultado que parece reflejar, en contra de lo que encuestas y analistas políticos señalaban hasta ahora, que las políticas emprendidas por el PP a nivel nacional, y muy en particular su agresiva reforma laboral, sí suponen ya un coste electoral. A la espera de lo que PSOE e IU negocien a lo largo de las próximas semanas, todo hace pensar que la izquierda gobernará Andalucía durante los próximos cuatro años. A día de hoy, y a la luz de las declaraciones de los líderes de IU durante la campaña electoral, parece descartado que en Andalucía se repita un pacto “a la extremeña” entre PP e IU.

Por lo que a los derechos LGTB respecta, el resultado electoral en Andalucía promete ser muy positivo, si PSOE e IU cumplen los compromisos adquiridos en campaña, entre ellos la aprobación de una ley integral de transexualidad. Estaremos atentos a que así sea.

En Asturias, PSOE gana sin mayoría suficiente para gobernar

En la otra comunidad autónoma en la que se celebraban elecciones, Asturias, ha habido menos sorpresas, si bien los resultados tampoco se han ajustado a lo que la mayoría de los observadores pronosticaban. El PSOE se convierte en la fuerza más votada y en la que más escaños obtiene, aunque sin mayoría suficiente para gobernar, como ya se preveía (32,01% de los votos y 16 escaños). Sin embargo, el esperado desplome del Foro Asturias de Francisco Álvarez-Cascos no se produce (con el 24,83% de los votos y 13 escaños es la segunda fuerza política). El PP no consigue superar a Foro Asturias (21,53% y 10 escaños). IU consigue el 13,78% de los votos y 5 escaños, mientras que UPyD entra en el Parlamento asturiano con el 3,75% de los votos y 1 escaño.

A día de hoy, los diputados de Foro Asturias y PP suman exactamente la mayoría absoluta, por lo que podrían formar Gobierno si llegan a un acuerdo. El PP se vería forzado, no obstante, a apoyar a Álvarez-Cascos como Presidente, y no al revés, como perseguía. La situación, de todas formas, podría dar un vuelco en próximos días, tras el recuento de votos de los residentes en el extranjero, que podría dar un diputado más al PSOE a costa de Foro Asturias…