Enésima víctima adolescente del odio homófobo en Estados Unidos. Kenneth Weishuhn, de 14 años, se quitó la vida el pasado sábado en Primghar, un pequeño pueblo de Iowa, tras ser acosado por sus compañeros en el propio instituto y a través de las redes sociales. El chaval llegó a recibir amenazas de muerte en su teléfono móvil.

Según su hermana, todo comenzó cuando hace pocas semanas Kenneth salió de armario ante sus compañeros de clase. Algunos de los que hasta entonces eran sus amigos le dieron la espalda, al tiempo que comenzó a sentirse acosado. Según ha contado una amiga, la mayoría de los compañeros optaron por unirse al acoso o quedarse callados por miedo. El acoso se extendió luego a redes sociales como Facebook, donde se llegó a crear un grupo homófobo. El acoso fue creciendo de intensidad hasta el punto de llamar al teléfono móvil del chico para amenazarlo de muerte. Al parecer el instituto llegó a ser consciente del acoso que sufr´´ia Kenneth y llegó a amonestar a algunos de los acosadores, pero no se puso en contacto con la familia del chico.

Amigos de Kenneth han elaborado un sencillo vídeo de homenaje, colgado en YouTube (puedes verlo a continuación). Según el vídeo, Kenneth era un chico alegre y extrovertido, siempre preocupado por arrancar una sonrisa a sus amigos. Era también un chico con grandes ilusiones. Todavía sigue activo su perfil en la red social Pinterest. Allí pueden verse, entre otras, fotos de su coches favoritos o del que parecía ser su amor platónico, Louis Tomlinson (uno de los integrantes de la boy band One Direction). Especial tristeza produce ver que bajo una carpeta titulada “cuando yo me case” Kenneth había recopilado simpáticas fotos relacionadas con bodas entre parejas del mismo sexo (Iowa es, precisamente, uno de los estados de Estados Unidos que permite el matrimonio igualitario).

Descansa en paz, Kenneth.