"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Salir del armario es beneficioso para la salud, y los hombres gays gozarían de mejor salud que los heterosexuales, según estudio

Un estudio de las universidades de Montreal y McGill muestra que los homosexuales o bisexuales que viven su orientación de forma visible disfrutarían de mejor salud mental y física que aquellos que la mantienen en secreto. De forma quizá más sorprendente, los hombres gays o bisexuales presentarían mejores indicadores de salud que sus compañeros heterosexuales.

El estudio en cuestión ha sido llevado a cabo por los neurocientíficos Robert-Paul Juster, de la Universidad McGill, y Sonia Lupien, directora del Centro de Estudios sobre el Estrés (Centre for Studies on Human Stress, CSHS) en el hospital Louis H. Lafontaine, afiliado a la Universidad de Montreal. Publicado en Psychosomatic Medicine, su objetivo consistía en analizar la relación entre la visibilidad de las minorías sexuales y su bienestar físico y mental. Una novedad importante respecto a otros estudios similares es que en este caso los investigadores no se limitaron a registrar las valoraciones subjetivas de los participantes sobre su salud mental, sino que estudiaron una veintena de marcadores biológicos para describir su estado mental y físico de una forma más objetiva. Juster y Lupien midieron los niveles de cortisol (conocida como la “hormona del estrés”), triglicéridos, índice de masa corporal, etc. de 87 participantes, hombres y mujeres, 31 de ellos gays, lesbianas o bisexuales visibles y 14 aún dentro del armario.

Según Juster y Lupien, los gays, lesbianas y bisexuales fuera del armario para familiares y amigos presentan menos síntomas de índole psiquiátrica y menores niveles de estrés que aquellos que mantienen su orientación sexual en secreto (un resultado similar al de estudios anteriores). Una segunda conclusión del estudio, sin duda más sorprendente, es que los hombres gays y bisexuales presentarían menos síntomas de depresión, menores niveles de estrés y un mejor estado físico que los heterosexuales. Un resultado que contradice la hipótesis de que la homosexualidad lleva asociada una carga extra de estrés y problemas de salud, basada en el hecho de que los pertenecientes a minorías suelen padecer peor salud que los miembros de grupos mayoritarios (y cabría mencionar que también contradice las aserciones pseudocientíficas propagadas por sectores homófobos sobre la supuesta menor longevidad de los homosexuales, como el bulo ridículo y desacreditado que sostiene que los homosexuales viven 20 años menos de media). Los propios responsables del estudio se declaran sorprendidos por este último resultado y proponen profundizar en la cuestión, pero sugieren por una parte que los mecanismos de defensa y de superación adquiridos al vivir de forma visible una orientación sexual estigmatizada podrían contribuir a una mayor resiliencia, y por la otra que los hombres gays suelen cuidarse más que los heterosexuales, con una mejor dieta y más ejercicio físico (quizá por ser objeto de la “mirada masculina”, como las mujeres heterosexuales).

En un momento en que los derechos LGTB ocupan una parte muy relevante del debate político en países como los Estados Unidos, Francia o Rusia -entre muchos otros- Juster no duda en extraer conclusiones al respecto. Para el investigador, los resultados del estudio indican que la visibilidad de las minorías sexuales no es una cuestión de debate político, sino de salud pública. “El corolario es que para salir del armario es necesario vivir en una sociedad con leyes inclusivas. Podemos ver que esto tiene un efecto sobre la salud de la gente”, declara Juster. Y el estudio concluye que “el efecto positivo de la autoaceptación y la visibilidad sobre la salud y bienestar de las minorías sexuales tiene implicaciones importantes. En el ámbito internacional, las sociedades deben esforzarse en facilitar la autoaceptación [de lesbianas, gays y bisexuales], promoviendo la tolerancia, introduciendo políticas inclusivas y desterrando estigmas”. Y acaba con una afirmación con la que no podríamos estar más de acuerdo: “Vivir con un secreto genera estrés, […] necesitamos vivir en una sociedad que nos acepta”.

Veces compartido
Comentarios
  1. Dave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar