"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El voto del matrimonio igualitario en Reino Unido rompe las líneas divisorias entre los partidos

Como adelantábamos pocos minutos después de celebrarse la votación, la Cámara de los Comunes aprobó este martes, por 400 votos a favor y 175 en contra, el proyecto de ley que abre el matrimonio entre personas del mismo sexo en Inglaterra y Gales. Una votación que traspasó las líneas divisorias entre los tres grandes partidos y que supuso una victoria personal del primer ministro David Cameron, que se enfrenta sin embargo a un serio problema en el seno de su propio partido, dividido en dos sobre la materia. El número de conservadores que votaron en contra del proyecto superó incluso al número de los que votaron a favor.

Entre los conservadores se registraron 126 votos a favor, 134 en contra, 5 abstenciones (votos que en el sistema parlamentario británico se suman tanto a los síes como a los noes) y 35 ausencias. Uno de los ausentes fue por ejemplo el secretario de Defensa Philip Hammond, opuesto al proyecto de ley pero que prefirió no enfrentarse de forma frontal al que al fin y al cabo es su primer ministro. Entre los conservadores partidarios del proyecto causó especial preocupación la virulencia homófoba de algunos de los discursos que escucharon a sus propios compañeros. “Sí, podemos decir que el Partido Conservador está divididido justo por la mitad en este tema. Y con la ayuda de cuatro o cinco de los discursos hemos retrocedido más de cincuenta años, al horror de la década de los cincuenta”, admitía a The Guardian un miembro del Gobierno.

Entre los liberal-demócratas, que recordemos gobiernan en coalición con los conservadores, se regsitraron 44 votos a favor, 4 en contra y 7 ausencias. Entre los votos en contra ha sorprendido especialmente el de la exministra de Educación Sarah Teather, considerada tradicionalmente una aliada de los derechos LGTB. Teather, católica practicante, ha querido justificar su oposición a la ley mediante una alambicada explicación en la que argumenta su temor a que la aprobación del matrimonio igualitario debilite “el nexo” cultural entre la institución del matrimonio y la vida familiar.

En la oposición laborista se registraron 217 votos a favor, 22 en contra y 16 ausencias. No hubo especiales sorpresas en los nombres. Entre los laboristas que no votaron a favor del proyecto de ley la figura más destacada es la del exprimer ministro Gordon Brown, que no estuvo presente durante la votación aunque se ha expresado públicamente a favor del matrimonio igualitario.

Por lo que se refiere a las fuerzas minoritarias, los 8 diputados que representan a los partidos unionistas votaron en contra (aunque curiosamente Irlanda del Norte queda excluida de la ley, al contar, como Escocia, con competencias propias en materia de legislación matrimonial). Los diputados del Partido Nacionalista Escocés decidieron de hecho abstenerse (conviene recordar que el Parlamento de Escocia tramita su propia ley de matrimonio igualitario). Los 3 diputados de Plaid Cymru (nacionalistas galeses) sí que votaron a favor. El resto de fuerzas (que cuentan solo con un diputado o se trata de independientes) aportó 5 votos a favor y 2 en contra. Puedes consultar el listado de diputados que votaron a favor, en contra, se abstuvieron o se ausentaron pinchando aquí).

El proyecto de ley (cuya evolución parlamentaria puedes seguir en la web del Parlamento británico) pasa ahora a fase de comisión, para ser debatida posteriormente por la Cámara de los Lores. Finalmente ambas cámaras se pronunciarán sobre las enmiendas que se hayan introducido a lo largo de la tramitación parlamentaria. Es difícil hacer previsiones, pero el proceso podría alargarse todavía unos meses.

Alegría entre los partidarios de la igualdad LGTB

Dejando aparte la división conservadora, mayor de lo esperado, lo cierto es que el resultado de la votación fue tan abrumadoramente mayoritario a favor del matrimonio igualitario que los partidarios de la igualdad LGTB no disimulan su satisfacción. En cualquier caso, y por lo que se refiere a la delicada situación en la que queda David Cameron, desautorizado por la mitad de sus parlamentarios, lo cierto es que no deja de resultar curioso que la figura que en los últimos meses más ha sonado como favorito para sustituirle, el popular alcalde de Londres Boris Johnson, sea también un firme partidario del matrimonio igualitario.

Veces compartido
Comentarios
  1. Facu
  2. Nazareno
  3. Nazareno
  4. Nazareno
  5. Nazareno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar