"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El presidente de la Corte Constitucional italiana critica al Parlamento por no haber legislado ya sobre derechos LGTB

Importantes declaraciones del presidente de la Corte Constitucional italiana, Franco Gallo. En un discurso pronunciado ante las máximas autoridades del estado, entre las que se encontraba el presidente de la República, Gallo ha criticado con fuerza al Parlamento italiano por no haber reconocido los derechos de las parejas del mismo sexo. El discurso de Gallo confirma el papel cada vez más importante que desempeña la judicatura en el lento proceso de reconocimiento de los derechos de la minorías sexuales en Italia, el único gran país de la Unión Europea cuyos políticos se han negado hasta la fecha a reconocerlos.

El discurso del presidente de la Corte Constitucional italiana (cuyo texto puede descargarse pinchando aquí) tuvo lugar con ocasión de una sesión extraordinaria de la Corte dedicada a presentar su actividad durante el año precedente y a analizar algunos de los problemas institucionales a los que se enfrenta actualmente Italia. Entre otras cosas Gallo cargó con dureza contra el Parlamento reprochándole su negativa a recoger las peticiones de la Corte para legislar en varios ámbitos. Gallo se refirió en particular a sentencias en las que  se pedían una reforma de la compleja ley electoral italiana, cambios en la legislación que a día de hoy permite solo al padre dar su apellido a los hijos y medidas en favor del reconocimiento de los derechos de las minorías sexuales. Gallo recordó que en 2010 la Corte Constitucional dictó una sentencia, nº 138/2010, que dejaba en manos del Parlamento la facultad para decidir sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo: “En dicha sentencia la Corte excluyó la ilegitimidad constitucional de las normas que limitan la aplicación de la institución del matrimonio a las uniones entre un hombre y una mujer pero al mismo tiempo afirmó que dos personas del mismo sexo tienen en cualquier caso el derecho fundamental a obtener el reconocimiento jurídico, con los derechos y deberes anexos, de su unión estable y confió entonces al Parlamento la reglamentación de esta materia con los límites y modo más oportunos”, expresó.

Como era de esperar esta nueva invitación de la Corte Constitucional a reconocer los derechos LGTB ha desatado la polémica. Las asociaciones LGTB italianas lo han celebrado. En una entrada publicada en su blog en la web del diario progresista Il Fatto Quotidiano, el letrado de la asociación de abogados LGTB Rete Lenford Matteo Winkler ha destacado que el Parlamento ya no tiene coartada para seguir sin legislar, subrayando que en su sentencia de 2010 la Corte invitaba el Parlamento a aprobar una ley que reconociera a las parejas del mismo sexo los mismo derechos que a las parejas heterosexuales casadas y no “pacs, escrituras públicas, derechos partidos por la mitad o negados… Nada de ‘uniones a la alemana’ como las propuestas por Bersani durante la campaña electoral”. La derecha y los sectores católicos, por su parte, han cargado con dureza contra Gallo. Especialmente insidiosa ha sido la reacción del diario Avvenire, propiedad de la Conferencia Episcopal Italiana, que ha insistido en el carácter inconstitucional del matrimonio igualitario (cuando la sentencia de la Corte dejó claro que aprobarlo es una opción perfectamente constitucional) y ha afirmado que como mucho el Parlamento podría aprobar una norma que reconociera derechos limitados a personas convivientes con independencia del nexo que les una.

Este es sin duda uno de los grandes peligros al que se enfrentan los defensores de la igualdad LGTB. Son numerosos los políticos italianos que buscan cómo bloquear el avance de los derechos LGTB proponiendo medidas limitadas, a menudo desvinculadas de la relación de pareja (suelen referirse a “derechos individuales”) parecidas a la descrita por Avvenire, que con ayuda de los medios presentan como reconocimiento de los derechos LGTB en un intento de cerrar en falso el debate. Este reconocimiento de “derechos individuales” o medidas similares son propugnados tanto por la derecha y los partidos católicos de centro como por el sector católico del Partido Democrático (PD). Si al final se aprobara una legislación de este tipo (un caso de manual de “gatopardismo”) Italia quedaría descolgada de la Europa avanzada por lo que al reconocimiento de las parejas del mismo sexo se refiere.

La judicatura italiana y los derechos LGTB

Las declaraciones de Franco Gallo se unen a una serie de decisiones judiciales que, como mencionamos arriba, están abriendo el camino hacia el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo. En marzo de 2012 la Primera Sección civil de la Corte Suprema de Casación italiana presidida por la jueza Maria Gabriella Luccioli emitía una histórica sentencia en la que se afirmaba que los componentes de una pareja homosexual tienen “derecho a una vida familiar”, a “vivir libremente una condición de pareja” y que deben beneficiarse de un “trato homogéneo al que la ley asegura a la pareja casada”. Y en enero de este año la misma sección de la Corte escribía otra página importante en la historia de la lucha por los derechos LGTB en Italia al defender el derecho de las parejas del mismo sexo a criar hijos.

Pero ya antes la Corte Suprema de Casación había dictado otra sentencia en la que afirmaba que en el caso de parejas casadas en el extranjero Italia debe aplicar la noción de cónyuge determinada por el estado extranjero, determinando que el cónyuge extranjero de una pareja del mismo sexo casada en España debía ser reconocido como familiar de su pareja. Posteriormente, un tribunal de Reggio Emilia reconoció a un ciudadano no comunitario casado en España con un ciudadano italiano el derecho a residir en Italia, subrayando también que las parejas del mismo sexo tienen derecho a una vida familiar. Y en abril de 2012 el tribunal de apelación de Milán reconoció a la pareja masculina de un empleado de banca el derecho a beneficiarse de la cobertura sanitaria que la empresa proporciona a las parejas de sus empleados afirmando que el concepto de “convivencia marital” no excluye la convivencia entre personas del mismo sexo. A pesar de ello los políticos italianos insisten en discriminar a las parejas del mismo sexo obligándolas a emprender largas y costosas acciones legales para ver reconocidos sus derechos.

Veces compartido
Comentarios
  1. Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar