"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Detenido un activista ruso por enarbolar la bandera arcoíris, mientras Putin niega su homofobia porque “tiene amigos gays”

Un joven activista ruso ha sido detenido por enarbolar una bandera arcoíris al paso de la antorcha olímpica. Mientras tanto, el presidente ruso Vladimir Putin asegura que no habrá ninguna detención de homosexuales durante los Juegos Olímpicos de Sochi, siempre que “se deje a los niños en paz”, ligando una vez más homosexualidad con pederastia. Ante las acusaciones de homofobia, Putin arguye que él personalmente tiene conocidos gays con quienes mantiene una relación amistosa.

Pavel Lebedev es un joven activista ruso que quiso manifestar su rechazo a la homofobia reinante en su país ondeando una bandera arcoíris cuando el cortejo de la antorcha olímpica recorría su ciudad, Voronezh, situada a cerca de mil kilómetros al norte de Sochi, su destino final. Inmediatamente fue apresado por el personal de seguridad de los Juegos Olímpicos, que le impidieron seguir enarbolando la bandera mientras procedían a detenerle.

Los amigos de Lebedev allí presentes tomaron fotografías del momento, subiéndolas posteriormente a las redes sociales para denunciar los hechos. En conversación telefónica con Associated Press, el joven informaba encontrarse en comisaría a la espera de ser interrogado, declarando que su protesta se fundaba en su oposición a las leyes homófobas aprobadas el año pasado en su país. “La celebración de los juegos aquí contradice los principios básicos de los Juegos Olímpicos, que deben cultivar la tolerancia”, declaraba con convicción.

Putin: no habrá detenciones si se deja “a los niños en paz”

El viernes 17 de enero, el presidente ruso Vladimir Putin se dirigía a los voluntarios olímpicos, apenas unas semanas antes de que los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi tengan comienzo el próximo 7 de febrero. En su alocución, Putin quiso referirse al controvertido asunto de la estancia de las personas LGTB durante los juegos, dada la situación legal imperante en el país.

El presidente ruso afirmó que los visitantes homosexuales podrán sentirse “tranquilos y cómodos” durante su permanencia en la ciudad olímpica, asegurando que no sufrirán ninguna discriminación. Sin embargo, sin dejar pasar una vez más la ocasión de ligar subrepticiamente la homosexualidad con la pederastia, enfatizó que “deben dejar en paz a los niños”, recordando que las leyes vigentes en Rusia prohíben que puedan expresar sus puntos de vista sobre los derechos LGTB ante menores.

En declaraciones a BBC One, Vladimir Putin incidía de nuevo en esa materia, arguyendo que las leyes contra la “promoción de relaciones sexuales no tradicionales ante menores” no pretendían socavar los derechos de las personas LGTB, sino proteger a la infancia. Además, afirmaba no mantener animadversión alguna contra las personas LGTB, recurriendo a un viejo argumento bien conocido por todos: “yo mismo conozco a algunas personas gays. Mantenemos una relación amistosa. No tengo prejuicios de ningún tipo”.

En una entrevista aún más reciente, concedida a la cadena estadounidense ABC News, Putin defendía la legislación homófoba rusa contraponiéndola a la de aquellos países donde se establecen fuertes penas de prisión o hasta la pena de muerte para las relaciones homosexuales. Incluso reprochaba a los Estados Unidos que en alguna legislación de algún estado aún apareciera la homosexualidad como una falta, sin tener en cuenta que en el sistema jurídico estadounidense prima la jurisprudencia, estando consideradas todas esas normas como contrarias a la Constitución por dictado de su Tribunal Supremo, siendo por lo tanto inaplicables.

Queriendo tranquilizar sobre la actuación que la administración rusa desarrollará a lo largo de los Juegos, quiso diferenciar entre actos de protestas, que se permitirán, y actos de propaganda, “están próximos, pero si tuviéramos que considerarlos desde el punto de vista jurídico, la protesta contra un ley no equivale a la propaganda de la sexualidad [no tradicional] o el abuso sexual de los niños”, identificando de nuevo, de manera recurrente, la pederastia con la información sobre la homosexualidad.

Veces compartido
Comentarios
  1. neike
  2. Miguel
  3. Castillo
  4. Castillo
  5. Yo mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar