"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Berlín: la falta de fondos expone a los refugiados LGTB a vivir en la calle

RefugiadosLa doble desprotección de las personas LGTB demandantes de asilo en Europa vuelve a quedar de manifiesto. Las intimidaciones y, en ocasiones, ataques por parte de algunos de sus compañeros provocan la negativa de los refugiados LGTB de Berlín a ingresar en los centros de acogida. La actual carencia de fondos para alojamientos alternativos que garanticen su seguridad empuja a muchas de ellos a vivir en la calle.

La teoría se aleja de la práctica cuando se trata de proporcionar un hogar a los refugiados LGTB. De acuerdo con las directrices de las autoridades berlinesas, estas personas tienen derecho, por su vulnerabilidad, a recibir alojamiento en habitaciones individuales o dobles de hostales. En la práctica, sin embargo, estas plazas no les son ofrecidas en un primer momento por desconocimiento de los funcionarios o falta de coordinación de las autoridades.

El resultado es que los demandantes de asilo LGTB son asignados a centros de acogida, donde quedan en una situación de inseguridad de la que intentan huir. Para evitarlo, los asistentes sociales los ponen en contacto con la Federación de Gais y Lesbianas de Alemania (LSVD), que intentan buscarles un hogar seguro. La LSVD se encarga de buscar habitaciones para ellos en hostales o en pisos de acogida.

El problema es que los alojamientos disponibles cada vez son más escasos, y la financiación del gobierno regional para alquilar nuevas viviendas tarda en llegar. Cada semana llegan de media cinco solicitudes, y la responsable de LSVD Joana Hassoun se lamenta de que disponen de pisos, pero no de dinero. La federación “tira” de donaciones, pero la hucha está casi vacía.

El horizonte para un posible cambio en este estado de cosas es marzo: en ese mes está prevista la apertura de un hogar de acogida específico para 120 refugiados LGTB en Berlín. Pero hasta tanto, la situación es crítica. “En caso necesario, la gente se queda en la calle”, afirma Hassoun. “Ni quieren ni pueden volver a los centros de acogida”. El acoso y la violencia que denuncian estos demandantes de asilo es motivo más que suficiente.

Un problema generalizado

La llamada “crisis de los refugiados” ha dejado al descubierto la situación de desprotección adicional en la que con frecuencia se encuentran las personas LGTB que huyen de la violencia y la guerra. En Alemania se reciben a la semana entre tres y seis denuncias por agresiones homófobas en campos de refugiados, que a veces incluyen intentos de violación. Una violencia que se ve agravada por la masificación en la que en muchas ocasiones se encuentran los solicitantes de asilo. Una situación similar se vive en Holanda, donde la propuesta de separar a los refugiados LGTB del resto para protegerlos se ha topado con reticencias.

En Canadá, el debate se ha originado a raíz de la decisión del Gobierno de Justin Trudeau de acoger a 25.000 refugiados sirios que no sean varones sin familia, pero haciendo una excepción con los homosexuales. Una medida que no comparten algunos de los implicados, que alertan del peligro de visualizarse públicamente como LGTB al solicitar el asilo en origen, en un entorno en el que ello podría poner en peligro su vida. Una situación, la de estas personas, sin duda muy delicada y que requiere de una reflexión en profundidad para encontrar la mejor manera de ayudarlas sin poner en riesgo su integridad.

Si quieres hacer una donación a la LSVD de Berlín haz click aquí.

Veces compartido
Comentarios
  1. dan
  2. javi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar