"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Agresión homófoba de Sitges: cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada al agresor menor de edad por tentativa de homicidio

Cuatro años de internamiento en un centro de régimen cerrado, otros tres años de libertad vigilada y el pago de 10.537 euros. Es la pena que un juzgado de menores de Barcelona ha impuesto a uno de los autores de la brutal agresión homófoba que estuvo a punto de costarle la vida a un joven en Sitges. El otro autor de los hechos, mayor de edad, aún no ha sido juzgado.

Aunque los hechos sucedieron el 6 de octubre de 2016, no conocimos los detalles hasta hace unas pocas semanas. Todo empezó cuando en un local de ocio varios jóvenes comenzaron a burlarse de un grupo de amigos gais que se habían desplazado a Sitges. En aquel momento la agresión no fue a más. Pasado el tiempo, ya cuando sus amigos se habían marchado a un hotel y él hacía tiempo en la playa hasta que saliese el primer tren de la mañana, la casualidad quiso que la víctima se encontrase de nuevo con los agresores. Ya solo, decidió refugiarse en la estación, con la esperanza de que la presencia de otras personas le sirviese de protección. No fue así, y de hecho los agresores le siguieron. “Mientras esperaba en un banco, uno de esos chicos se pone a mi lado y me amenaza, justo cuando noto un fuerte golpe por detrás, en mi cabeza. Me levanto mareado y al girar veo mi sangre en una piedra de un palmo que sostenía uno de ellos mientras sonreía”, contó en su momento a El Periódico. Uno de los agresores comenzó a lanzarle piedras desde la vía mientras que el otro le golpeó de nuevo en la cabeza.

El joven perdió la conciencia y acabó sobre las vías, donde pudo morir atropellado apenas minuto y medio después, cuando el tren hizo su entrada en la estación. Los agresores robaron además a la víctima el teléfono móvil y la cartera con el dinero. Por fortuna, un tercer chico que los acompañaba decidió en ese momento auxiliarle y junto a otros testigos lo subió al andén. La víctima ha sufrido secuelas físicas (mareos) y psicológicas, de las que poco a poco se recupera.

Tentativa de homicidio

La Policía Local de Sitges y los Mossos d’Esquadra lograron identificar a los agresores. Uno de ellos, menor de edad, es el que ahora ha sido juzgado. Ha reconocido los hechos y ha mostrado su conformidad con la pena solicitada por la Fiscalía por un delito de tentativa de homicidio, con el agravante de actuar movido por la orientación sexual de la víctima, y de otro de robo con violencia.

A la espera de lo que suceda con el otro agresor, mayor de edad y aún no ha sido juzgado, el presidente del Observatori Contra l’Homofòbia, Eugeni Rodríguez, ha valorado positivamente la sentencia, al considerar que traslada “un mensaje de ejemplaridad”. 

La LGTBfobia en Cataluña 

Aunque en los últimos tiempos son las agresiones por LGTBfobia ocurridas en Madrid las que más atención mediática están recibiendo, Cataluña no se queda atrás. Buen ejemplo de ello son las recientes agresiones ocurridas en Berga a una pareja gay que se estaba besando en la calle o en la propia Barcelona a un chico gay al que un individuo causó heridas en el rostro, o la ocurrida también en Sitges (en esta ocasión durante los carnavales) a un chico gay que iba vestido de bailarina, y que también recogimos.

De hecho, según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2015, último año del que se tienen cifras, Cataluña fue de hecho la que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficiamente (50 de un total de 169).

Al margen de que ello sea también indicativo de que en esta comunidad se denuncia más y mejor, lo cierto es que el problema existe y es serio. Según el informe correspondiente al año 2016 del Observatori contra l’Homofòbia, la entidad tuvo noticia de 84 incidencias por LGTBfobia en Cataluña (también, como hemos visto que sucede en Madrid, los datos recogidos por las entidades vinculadas a colectivos arrojan un número mayor de agresiones que las que oficialmente se denuncian). La mayoría (el 46,4%) fueron contra hombres gais o bisexuales, seguidos de las generalistas (contra el colectivo LGTB como tal, un 19%) y contra las personas trans (un 14,3%).

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar