"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La salida del armario desde otro punto de vista: críticas de “Diario de Juan” y “El hielo de mis venas”

No es nada fácil eso de salir del armario. Lo digo por experiencia. Pero a veces, invadidos (con razón) por nuestra inseguridad, nuestros miedos y nuestras ganas de estallar, olvidamos que las consecuencias de hacerlo no nos atañen sólo a nosotros. ¿Debe eso frenar el proceso? En absoluto. Pero tampoco está de más tener el tema en mente, algo que hacen de formas muy diferentes los dos entretenidos libros que abordo hoy: Diario de Juan, de Emilio de Benito, y El hielo de mis venas, de Mike Lightwood.

Con Diario de Juan (2017) el periodista de El País Emilio de Benito, abiertamente gay y seropositivo, debuta como novelista dando voz a alguien que rara vez la tiene: el primo y mejor amigo de un chico gay que decide salir del armario. Así, el libro habla a la vez de un joven decidido a ser apoyado tal y como es y de aquel que, desde una completa ignorancia del tema, ha de lidiar con algo que se le antoja demasiado grande. Juan quiere a su primo y en principio no es homófobo, pero toparse de primera mano con la pluma, el ambiente, el sida y demás realidades del día a día del “mundo gay” le hará ver que quizá, en el fondo, sí lo sea, sencillamente por haber sido educado en una sociedad que así lo es. Con sensibilidad y perspicacia, Emilio de Benito refleja el contraste entre las ganas de Juan de abrir la mente y la incapacidad de librarse de prejuicios largo tiempo acumulados, a la vez que plantea el debate sobre cuán cuidadoso ha de ser uno a la hora de impactar a los seres queridos de golpe con su “gayedad”. La narración en primera persona peca por momentos de ingenua y simplista, quizá porque situarse en la mente de alguien tan sencillo e inculto como Juan no es precisamente fácil para alguien abiertamente defensor de los derechos LGTB, pero el lector quedará atrapado por ella desde el principio gracias a su chispa y frescura. Así, Diario de Juan ofrece a la clásica salida del armario un punto de vista que también merece toda nuestra atención: el del hetero patidifuso, por así decirlo.

Por su parte, El hielo de mis venas (2017) supone el acercamiento por parte de Mike Lightwood a los personajes que nos presentó en El fuego en el que ardo (2016), mas cambiando ahora la perspectiva: si allí el protagonista era un chico sensible y torturado para quien la forzada salida del armario se torna en una auténtica pesadilla, aquí lo es su mejor amigo, a quien, tras odiar en su momento, aprendemos ahora a comprender y, quizá, incluso perdonar. Daría fue un capullo y contribuyó con ello al mal de su amigo, pero, lejos dejarse llevar por la maldad, fue a su vez víctima de un mundo donde ser gay no es fácil para casi nadie. Porque sí: mientras su mejor amigo sufría la homofobia, él la rehuía manteniendo su propia homosexualidad en secreto, aun cuando ello conllevara la traición más cobarde. Aunque aún poseedor de lacras narrativas de principiante (a destacar la dificultad para distinguir las distintas voces y personalidades de personajes demasiado planos y esquematizados), El hielo de mis venas es un trabajo más maduro e interesante que su predecesor, en parte gracias al mayor interés de su temática, pero también al desarrollo del joven Lightwood como escritor. Quizá habría ayudado mayor calma, pues apenas transcurrió un año desde la publicación de su predecesor, pero el resultado es honesto y conmovedor, otro pequeño paso del popular tuitero en su noble afán por contribuir al fin de la LGTBfobia.

Tanto Diario de Juan como El hielo de mis venas constituyen lecturas tan ligeras como enriquecedoras con las que asumir un punto de vista que no suele otorgarnos la literatura LGTB, idóneas además para que cualquiera se introduzca en ella. Desde su humildad, ambas contribuyen a romper tópicos y abrir mentes.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar