"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El luchador profesional Mike Parrow cuenta su proceso de salida del armario y cómo se enfrentó a su propia homofobia internalizada

El estadounidense Mike Parrow es un luchador profesional que, tras cuatro años de relación con su pareja, se ha decidido a compartir su proceso de salida del armario con la página web británica Gay Star News. Parrow ha relatado relata cómo vivió su orientación sexual en los años anteriores a conocer a su pareja y los problemas que tuvo que afrontar a medida que crecía y desarrollaba su carrera deportiva.

Parrow empezó en el mundo de la lucha libre profesional tras terminar sus estudios de Derecho en la Coastal Carolina University. Sin saber qué camino tomar, algunos amigos le animaron para que probara suerte en el professional wrestling, un deporte hacia el que había mostrado interés. De esta manera, en 2009, entró en la Team 3D Academy of Professional Wrestling en Florida, una academia especializada en la formación de luchadores profesionales, donde estuvo un año recibiendo la formación necesaria. Pese a lo duro del entrenamiento y la inadecuada forma física con la que ingresó, Parrow se mantuvo firme gracias a su extrema competitividad. “Soy extremadamento competitivo. Odio perder”, comenta.

Al mismo tiempo, con su mudanza a Florida pudo tener los primeros contactos con la comunidad LGTB, con la que nunca antes se había relacionado debido a un entorno (colegio católico, familia religiosa, ciudad pequeña) que le había impedido disponer de referentes en este ámbito. A pesar de ello, él sabía que era gay, pero para ocultarlo quedaba con mujeres. Sus primeras experiencias con el colectivo gay, sin embargo, no fueron como esperaba. Parrow no encajaba con los cánones de belleza habituales y se sentía víctima de los estereotipos derivados de su potente físico. “Gordo”, “feo” y “armarizado” fueron algunos de los comentarios que recibió por parte de otros gais.

El rechazo que sintió le hizo volver al armario, rehuyendo todo lo que tuviera que ver con su orientación sexual y centrándose en su carrera. Parrow estaba hundido psicológicamente. Se encerró en sí mismo, poniendo distancia con sus amigos y conocidos y no permitiendo que nadie intimase con él lo suficiente para descubrir esa parte de a que renegaba. Llegó a plantearse la idea del suicidio e incluso recurrió a las “terapias” de conversión, con el objetivo de deshacerse de esa parte de él que rechazaba, aunque de inmediato comprendió que eran un timo y que no funcionarían.

Fue justo entonces cuando Parrow conoció a Morgan, ahora su prometido, en el bar donde trabajaba. Tras una serie de torpes flirteos tuvieron una primera cita. “Yo apenas sabía como hablar con tíos”, explica Parrow. “Le dije que no conocería a mis amigos, que probablemente yo nunca saldría del armario y que solo podrían verme en casa”, añade. Dos semanas después, Morgan cortó la relación. A raíz de esto, Parrow pensó que “tenía que empezar a ser yo mismo”. Habló con Morgan y le prometió empezar de nuevo “con una cita de verdad”. Cuatro años y medio después siguen juntos y hace tan solo hace unas semanas, Parrow le ha pedido matrimonio.

Tras inicia la relación, Parrow comenzó un proceso gradual de salida del armario. La primera persona a la que lo comentó fue el que sera su mejor amigo en el mundo de la lucha, que recibió la noticia como si de una broma se tratase, pero que finalmente lo aceptó sin más (hoy, de hecho, es su manager). Lo mismo sucedió con el resto de su entorno deportivo. Más tarde, tuvo que enfrentarse a salir del armario ante su familia. “Fue el momento en el que más miedo tuve en toda mi vida. Estaba aterrado”, comenta. Sin embargo, su familia lo aceptó mucho mejor de lo que esperaba. Su padre incluso le dijo que se esperaba la noticia, ya que le parecía raro que hubiese rechazado a tantas mujeres cuando era más joven.

Lucha profesional: un mundo menos homófobo de lo que él esperaba

En el ámbito de la lucha profesional, Mike Parrow asegura sentirse sorprendido por la escasa homofobia que ha encontrado. “Las dos compañías con las que principalmente trabajo han sido maravillosas”, comenta. Sí que cuenta que alguna vez ha escuchado comentarios desagradables, ante los que ahora no retrocede: él prefiere hablarlo abiertamente con la persona que hace el comentario y dejar las cosas claras. “Soy abierto y honesto”, asegura. Parrow también se muestra dispuesto a responder todas las preguntas sobre el tema que sus compañeros le hacen. “Percibo más curiosidad que odio”, explica.

Para terminar su historia, Mike Parrow cuenta cómo le afectó el atentado de Orlando en la sala Pulse, ocurrido en 2016. En su uniforme, de hecho, lleva el número 49, en memoria de las 49 personas que perdieron la vida ese día. Él conocía personalmente a algunas de las víctimas y recuerda cómo una de ellas, una chica que jugaba a baloncesto, le animó a mostrarse abiertamente gay, ya que, como deportista reconocido, podría ser un ejemplo a seguir y referente para muchos jóvenes LGTB que pasan duros momentos en la adolescencia. “Lo ocurrido en el Pulse fue un empujón para empezar a ser yo mismo”, cuenta.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar