"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Un dirigente del Partido Conservador británico defiende que ciertos establecimientos puedan discriminar a gays y lesbianas

Unas declaraciones del político conservador Chris Grayling, captadas por una grabación de la cual al parecer él no era consciente y difundidas por The Observer, han desencadenado la que quizá sea la crisis más importante entre el colectivo LGTB británico y el Partido Conservador desde que David Cameron asumió su liderazgo. En ellas, Grayling defiende que ciertos establecimientos hosteleros, en concreto los populares «Bed and Breakfast», puedan negarse a alojar a gays y lesbianas.

Las palabras de Grayling, en concreto, se produjeron durante un encuentro con miembros de un foro de ideología conservadora. Grayling se refería a una polémica surgida en el Reino Unido después de que la pareja formada por Michael Black, de 62 años, y John Morgan, de 56, denunciaran a los propietarios de un «Bed and Breakfast» (un tipo de alojamiento rural muy popular en el Reino Unido) que se negaron a alojarles por contravenir sus «creencias cristianas». Una conducta que contraviene la legislación antidiscriminatoria vigente en ese país desde 2007.

Las palabras de Grayling han tenido un gran impacto en el Reino Unido, ya que no se trata de un político conservador cualquiera, sino de la persona que, en caso de que su partido gane las próximas elecciones británicas de mayo, será con toda probabilidad el nuevo ministro del Interior. De hecho, muchos son los analistas que consideran estas palabras el fin del «idilio» que algunos sectores de la comunidad LGTB británica parecían mantener con los conservadores.

Por lo pronto, Ben Summerskill, director ejecutivo de Stonewall, un grupo de defensa de los derechos LGTB que en los últimos tiempos había mostrado un acercamiento a Cameron, ha considerado las afirmaciones de Grayling «muy alarmantes para muchas personas homosexuales que estén pensando votar al Partido Conservador». «No creo que nadie, incluyendo a los conservadores, quiera volver a los días donde había letreros fuera de los establecimientos en los que se decía: no a los gay, ni a los negros ni a los irlandeses», ha añadido.

Según The Guardian, los propios conservadores estarían tratando de minimizar los efectos de las palabras de Grayling, en un momento en que las encuestas, que hace unos meses auguraban un indiscutible triunfo conservador, ven estrecharse el margen que separa a éstos de los laboristas. Compañeros de partido de Grayling insisten en que sus palabras expresan una posición estrictamente personal, no de partido, e incluso alguno habría sugerido que Grayling puede no se la persona idónea para ocupar la cartera de Interior.

Comentarios
  1. Neurófilo
  2. Pústula
  3. eric
  4. Despotorramiento feroz
  5. frantic
  6. Rukaegos
  7. Rukaegos
  8. A_666
  9. contradictorio
  10. Carrington
  11. British Labour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.