"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Sorpresa ante la petición del Pentágono al Congreso de Estados Unidos para que por el momento no modifique «Don’t ask, don’t tell»

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, y el Presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor, Michael Mullen, han dirigido una carta a Ike Skelton, presidente del Comité de Defensa de la Cámara de Representantes en la que, con una rotundidad que sorprende, piden al Congreso que se abstenga de promover cualquier cambio legislativo que afecte al «Don’t ask, don’t tell» hasta que el Pentágono acuerde con los militares la mejor forma de abordarlo.

La carta ha supuesto un auténtico jarro de agua fría para el colectivo LGTB, que ve como el Pentágono hace explícita su voluntad de retrasar la derogación de la ley que impide a gays y lesbianas servir en el Ejército a no ser que mantengan en secreto su orientación. «Me opongo frontalmente a cualquier legislación que intente cambiar esta política antes de que se complete este vital proceso de valoración. Espero que el Congreso no lo hará, puesto que enviaría una señal muy dañina a nuestros hombres y mujeres de uniforme, en el sentido de que sus puntos de vista, preocupaciones y perspectivas no son tenidas en cuenta en un asunto con un impacto tan directo y con consecuencias para ellos y sus familias», llega a expresar la carta, redactada en primera persona del singular pero firmada al alimón por Gates y Mullen.

La reacción de sorpresa entre el colectivo LGTB por el tono de la carta ha sido tal que la Casa Blanca se ha visto obligada a emitir un comunicado en el que confirma el compromiso inequívoco del Presidente Obama de afrontar la derogación de la ley.

Seis detenidos frente a la Casa Blanca

Precisamente ayer domingo fueron detenidos seis activistas que se encadenaron a la valla de la Casa Blanca en el marco de una nueva protesta contra el «Don’t ask, don’t tell» que ya os anticipábamos el mes pasado. Entre los manifestantes se encontraba el teniente Dan Choi, uno de los miles de afectados directamente por la legislación discriminatoria, que pese a encontrarse en pleno proceso de expulsión se ha convertido en la cara visible del activismo contra la ley.

Choi no se encontraba en esta ocasión entre los encadenados, al haber sido detenido ya en dos ocasiones anteriores por el mismo motivo, motivo por el cual una orden judicial ha decretado la prohibición a Choi de acercarse al perímetro de la Casa Blanca.

Otro de los presentes en la protesta fue, por cierto, Howard Dean, ex-gobernador de Vermont y ex-presidente del Comité Nacional Demócrata.

Comentarios
  1. Neurófilo
  2. barrexillo
  3. Despotorramiento feroz
  4. Carrington
  5. Graciela
  6. Guillermo
  7. lanzado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.