"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

The bubble

Desayuno en Urano

Recuperamos una reseña inicialmente publicada en marzo de 2008. Porque nos apetece.

The Bubble (Israel, 2006)
Eytan Fox

Ohad Knoller, Yousef Sweid

No tengo ni idea de cuando se estrenará en España, pero no aguanto más. Eytan Fox es Dios. O alguien debería procurar que lo fuera. Su humanidad se extiende sobre los personajes como un manto y los convierte en inolvidables. Junto a Ozon y Ozpetek, sus comprometidas películas con los derechos LGTB traspasan el ámbito de la cultura gay. Y uno, que aún se queda sin respiración cuando oye las palabras «Yossi y Jagger» o “Time Off”, se enfrenta a su nueva película con más miedo que Stendhal al entrar en la catedral de Florencia.

Y si encima añadimos al explosivo cóctel una de las más bellas escenas de una de las mejores obras del teatro contemporáneo (Bent), aquella en la que los protagonistas hacen el amor sin tocarse un sólo pelo, (fácil hacerlo con Lior Ashkenazi de partenaire), la interpretación que Ivri Lider hace de «The man I love», o la sonrisa de Ohad Knoller (que interpretó a Yossi), podéis imaginar el resto.

Tel Aviv, un amor entre un judío y un palestino que se conocen en un vejatorio puesto de control, dos mundos paralelos tan distintos (raves en las playas, restaurantes y discotecas gays a un lado, nada en el otro) y tan iguales (la homofobia omnipresente en las familias, el ejército, la religión). En la primera escena, una mujer rompe aguas en un puesto de control, pero el niño nace muerto. Noam, Lulu y Yali comparten el piso al que viene a vivir Ashraf, palestino, que se hará pasar por judío. La burbuja de la que habla el título es delicada y vuela, y tan frágil que estalla. Y de qué forma. Pero el lirismo visual con el que estaba filmada la famosa escena de la nieve en la primera película de Fox impregna también la más que previsible tragedia final.

«Es tan bonito», dice una clienta en la tienda de jabones en la que trabaja Lulú cuando su chico viene a decirle que la quiere. Efectivamente. Tan bonito. Pero la desdicha llega a ambos lados, como una bola de nieve que se va agrandando. Lo malo es que es difícil saber quien es más sádico, quien es más culpable. A lo mejor la solución pasa por esperar el amanecer bailando en una playa rodeado por la gente que quieres. Y todo lo demás es mierda.

Quizá Eytan Fox (y algunos otros entre los que me incluyo) vivamos en un mundo comparable al que soñó la madre de Noam el día que decidió hacer una fiesta para que los niños árabes y los judíos no se pelearan y sus familias se conocieran. Pero a la fiesta no acudió nadie a pesar de que Noam y su madre esperaron toda la tarde.

Al final, para rematar la faena, «Song to a siren» en los títulos de crédito. Y a uno sólo le apetece romperse las manos a aplaudir y desear que Alá o Yahvé o el que sea, guarde a Eytan Fox muchos años.

Otras películas en Desayuno en Urano

elputojacktwist@gmail.com

Comentarios
  1. Ave
  2. Ave
  3. Iván
  4. DexterMorgan
  5. Graciela
  6. Guillermo
  7. elputojacktwist
  8. Guillermo
  9. eric
  10. eduardo
  11. eduardo
  12. Guillermo
  13. byblae
  14. Ozores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.