"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Pentágono dará su aval a la derogación del «Don’t ask, don’t tell» tras consultar al Ejército

Según desveló este jueves The Washington Post, el Pentágono considera que la política de «Don’t ask, don’t tell», que prohíbe a personas abiertamente gays y lesbianas servir en el Ejército de Estados Unidos, puede derogarse sin afectar de forma significativa a su rendimiento.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ya dio su visto bueno en mayo a la derogación de la prohibición, pero de forma condicionada a la opinión favorable del Pentágono, que abrió entonces un periodo de varios meses durante el cual valoraría el posible «impacto» de la medida en el Ejército. Dicha valoración ha incluido la realización de una gran encuesta para conocer la opinión de los militares y de sus cónyuges, algo que ha generado duras críticas por parte de la comunidad LGTB.

El informe del Pentágono no debía conocerse hasta diciembre, pero parte de su contenido ha sido filtrado a la prensa. De hecho, el secretario de Defensa, Robert Gates, ha ordenado una investigación para conocer la fuente de la filtración a The Washington Post.

Se da la circunstancia de que hace unos días ya se produjeron las primeras filtraciones sobre el resultado de la macroencuesta, que ponía de manifiesto que la mayoría de los militares no veía problema alguno en la presencia de compañeros abiertamente gays y lesbianas en el Ejército. Ahora ya se sabe, de forma más precisa, que el 70% de ellos consideran que la derogación del «Don’t ask, don’t tell» tendría consecuencias positivas o inexistentes, lo que el Pentágono utilizaría como principal argumento para darle su aval.

Pendientes del Senado, de los McCain…

No conviene olvidar, sin embargo, que todo este planteamiento ideado por la administración Obama y los legisladores demócratas se ha visto saboteado por el Senado, en el cual el filibusterismo de los republicanos ha bloqueado la derogación de la ley. Todavía queda la posibilidad, sin embargo, de que la ley sea derogada por el Senado en la sesión “de rescate” que celebrará a finales de año, antes de que tomen posesión los nuevos senadores. Esa es, en este momento, la gran apuesta de Obama, que a día de hoy parece complicada, dada la obstinación de los senadores republicanos más hostiles a la medida, y muy especialmente del senador por Arizona John McCain.

A este respecto, resulta significativo el posicionamiento público de la esposa de éste. Cindy McCain, que en otras ocasiones ya se ha posicionado a favor de los derechos LGTB (en enero posó para NOH8, una campaña a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en California) ha participado ahora en un vídeo (que puedes ver, en inglés, pinchando aquí) patrocinado también por NOH8, con motivo de los recientes suicidios de varios adolescentes gays. En el vídeo, en el que Cindy McCain participan como una más, la esposa del senador llega a citar, como una de las causas de acoso, que «nuestros líderes políticos y religiosos dicen a nuestros jóvenes LGTB que no tienen futuro (…) que no pueden servir a nuestro país abiertamente».

Unas palabras que dificílmente pueden entenderse en otro contexto que no sea el de la prohibición a gays y lesbianas de servir abiertamente en el Ejército, y que fue interpretado en Estados Unidos como un reproche público de Cindy McCain a la posición política defendida por su propio marido. Tal es así que la propia Cindy McCain hizo público un mensaje el pasado viernes en su cuenta de Twitter en el que matizaba que, sin arrepentirse de sus palabras, apoyaba la posición de su marido: «I fully support the NOH8 campaign and all it stands for and am proud to be a part of it. But I stand by my husband’s stance on DADT».

…y de los jueces

En paralelo a la batalla legislativa tiene lugar la batalla judicial. En septiembre, Virginia A. Philips, jueza federal de California, declaró inconstitucional la política de ”Don’t ask, don’t tell”. Sin embargo, la aplicación de la sentencia permanece en suspenso por decisión de la Corte de Apelaciones de San Francisco hasta que se resuelva, en un sentido u otro, el recurso anunciado por el Departamento de Justicia, lo que puede demorarse varios meses.

Este mismo viernes el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó la solicitud de Log Cabin Republicans (grupo LGTB vinculado al Partido Republicano que planteó la demanda contra el «Don’t ask, don’t tell») para que levantara la suspensión de la sentencia. El Supremo se limitó a denegar la petición sin entrar a debatir sobre el fondo del asunto.

Veces compartido
Comentarios
  1. chiquitin
  2. Neurófilo
  3. Moises Max
  4. yo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido