"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Diseñan una nueva estrategia de tratamiento del VIH con resultados prometedores

Diversos medios generalistas se hacen eco este martes del desarrollo de una posible vacuna contra el VIH que podría ser «tan eficaz» como los antirretrovirales. Una noticia positiva, aunque como siempre que nos referimos a estos temas, conviene matizarla mucho. Se trataría de una vacuna terapéutica (podría servir como tratamiento una vez que la persona ha sido infectada) pero no preventiva, y en cualquier caso su desarrollo se encuentra en una fase muy precoz de investigación.

La investigación, publicada en The Journal of Infectious Diseases (puedes descargarla en formato PDF pinchando aquí), está firmada por expertos franceses y españoles, aunque el grueso ha sido llevado a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona. Han participado 24 personas seropositivas que no habían sido tratadas con anterioridad. Los expertos extrajeron una serie de muestras sanguíneas con las que fabricaron vacunas «personalizadas» a partir de células dendríticas y muestras de virus (inactivado mediante calentamiento) obtenidas del propio paciente. Las células dendríticas son un tipo de células de nuestro organismo que actuan como «presentadoras» de los agentes patógenos al resto del sistema inmunitario para que este desencadene una respuesta.

«El virus, debilitado, se presenta a las células dendríticas, que son las encargadas de llevar a los agentes patógenos ante el sistema inmune», explica Felipe García, investigador principal. En condiciones normales, el VIH infecta a las citadas células, que actúan a modo de ‘caballo de Troya’, contagiando al resto del sistema inmune. «Pero como el virus está inactivo, las células dendríticas pueden cumplir su labor de presentación sin infectar».

Tras recibir tres dosis de la vacuna, los pacientes mostraron un aumento de sus defensas y una significativa reducción de la carga viral (un 90% menos en 8 de los 18 pacientes tratados, a lo largo de un año). No se ha conseguido, sin embargo, que el virus sea indetectable. En estos momentos se esperan los resultados de un segundo ensayo con pacientes que sí han sido medicados previamente con antirretrovirales, una situación más parecida al escenario real en el que podría usarse la vacuna en el futuro.

La vacuna, en caso de que las futuras investigaciones confirmen su utilidad, no sustituiría a los antirretrovirales, sino que los complementaría. «Por ejemplo, para un paciente que lleve cinco años de tratamiento, que pueda vacunarse y ‘descansar’ de la terapia otros cinco o 10 años», explica García.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido