"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Múnich contará con un monumento a las víctimas homosexuales del nazismo

El ayuntamiento de Múnich (Alemania) acordó la semana pasada construir un monumento para honrar la memoria de las víctimas homosexuales del Holocausto. El diseño se conocerá antes del verano y será decidido por un jurado entre los participantes.

La localización del monumento, en una zona céntrica de la ciudad entre las calles Oberanger y Dultstraße, es simbólica. En este lugar se encontraba el Schwarzfischer (“El Pescador Negro”), un local de ambiente donde los nazis llevaron a cabo una redada el 20 de octubre de 1934. Se trata de los inicios de la represión a gran escala de gays y lesbianas. El concejal Thomas Niederbühl, del partido Rosa Liste, ya señaló este emplazamiento en 2008 como el ideal para la construcción del memorial.

Igual que ocurrió en Berlín, algunos políticos expresaron sus dudas sobre si el monumento debía representar también a las lesbianas. Niederbühl y Lydia Dietrich, perteneciente a Die Grünen (“Los Verdes”), afirmaron que no serían ignoradas. Por parte de la CSU (Unión Social Cristiana), el portavoz de Cultura Richard Quaas declaró que desde hace mucho tiempo “ha habido consenso en no establecer ninguna diferenciación entre los grupos de víctimas en monumentos o memoriales“. No existe por ahora ningún memorial en Múnich para una categoría concreta de víctimas del Holocausto. La CSU, sin embargo, ha dado su apoyo al proyecto.

Niederbühl también está a favor de no erigir demasiados monumentos diferenciados. No obstante, opina que “el recuerdo de las víctimas homosexuales del nacionalsocialismo fue silenciado durante tanto tiempo que existía una demanda” para esta iniciativa. A este respecto, recordamos que en 1985, asociaciones LGTB instalaron una placa en el campo de Dachau, aunque tuvieron que pasar diez años más para que los gays fueran aceptados como colectivo de víctimas. El Artículo 175, por el que se perseguía a los homosexuales, no fue completamente derogado hasta 1994. En 2008 fue inaugurado en Berlín un memorial, similar a los que también existen en Ámsterdam o Barcelona.

La ciudad de Múnich está gobernada por una coalición entre el SPD (socialdemócratas), verdes y Rosa Liste, partido por los intereses de gays y lesbianas que desde 1996 mantiene un concejal en la ciudad, siendo el primer partido LGTB de Europa en lograr representación municipal.

Veces compartido
Comentarios
  1. lol
  2. Nemigo
  3. Javito
  4. Colombiano
  5. Javito
  6. Colombiano
  7. yo
  8. Ozores
  9. Fanfatal
  10. JL
  11. Xavi dm
  12. Crasamet
  13. Grano Grueso
  14. Ozores
  15. Ozores
  16. javier 25
  17. javier 25
  18. La Madelón
  19. Fanfatal
  20. La Madelón
  21. Timoshenko
  22. Ozores
  23. javier 25
  24. Fanfatal
  25. Lobogrino
  26. Fanfatal
  27. Nazareno
  28. Nazareno
  29. javier 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido