"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

En paralelo a la discusión federal, se presenta en el estado de Australia Meridional proyecto de ley de matrimonio igualitario

Tammy Franks, representante de los Verdes en el Consejo Legislativo (Cámara Alta) de Australia Meridional, ha presentado un proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo en ese estado, cuya capital es Adelaida. Se trata del segundo estado de Australia, después de Tasmania, en el que se promueve la tramitación de un proyecto de este tipo (anticipado por primera vez a finales de 2010), lo que abre la puerta a que si fracasa la aprobación del matrimonio igualitario a nivel federal sean los estados los que den el salto.

Como adelantamos al hablar de la iniciativa de Tasmania, también promovida por los Verdes, la «vía de los estados» no está libre de dudas (hasta ahora la legislación sobre matrimonio se consideraba de ámbito federal) pero ya desde hace tiempo se escuchan voces de expertos en Derecho Constitucional australiano que señalan que nada impide a los estados aprobar leyes de matrimonio que concedan a las parejas casadas todos los derechos y obligaciones que marcan las respectivas legislaciones estatales (una situación similar a la existente, por ejemplo, en Estados Unidos).

Tanto en Tasmania como en Australia Meridional, aunque la iniciativa ha partido de los Verdes, existe mayoría parlamentaria de los laboristas, un partido que como hemos venido informando cada vez se muestra más proclive al matrimonio entre personas del mismo sexo (y que cuenta además en Australia Meridional con un parlamentario abiertamente gay muy comprometido con la lucha por el matrimonio igualitario, Ian Hunter). Y la líder de los liberales, segunda fuerza política de Australia Meridional, ya ha anunciado que permitirá libertad de voto a sus representantes.

Conviene tener además en cuenta que el Parlamento federal australiano aprobó hace varios meses una ley por la cual partir de ahora el Gobierno federal no podrá vetar la aprobación de leyes por algunos territorios australianos sobre los que ahora sí tenía esa capacidad. Entre ellos no se encuentra Tasmania o Australia Meridional, pero sí Canberra, la capital federal, en la cual habría una mayoría política a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Una vía alternativa a la federal

La apertura de la vía de los territorios y estados parece ser, en este sentido, una posibilidad cada vez más real si la discusión a nivel federal, ya en marcha, fracasa.

Algo sobre lo que a día de hoy es imposible hacer pronósticos, si como finalmente parece los liberales se unen a los laboristas y dan libertad de voto a sus representantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.