"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La primera ministra de Australia admite que, pese a su oposición, el matrimonio entre personas del mismo sexo es «inevitable»

La primera ministra australiana, la laborista Julia Gillard, ha reconocido en privado que la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Australia es «inevitable«. Así lo admitió en una cena en la que recibió a tres parejas del mismo sexo, a las que trasladó que su posición personal, contraria al reconocimiento de ese derecho, no ha cambiado.

Julia Gillard recibió el martes en su residencia oficial de Canberra a tres parejas del mismo sexo con las que compartió cena y que le expusieron sus argumentos a favor del matrimonio igualitario. Se trató de Sandy Miller y Louise Bucke, madres de Matthew Miller, un chico 12 años que también tuvo la oportunidad de charlar con la primera ministra; Sharon Dane y Elaine Crump, una pareja ya casada en Canadá pero cuyo matrimonio no es reconocido en su propio país, y Steve Russel y John Dini. En la cena también estuvo presente el activista Alex Greenwich, presidente de la organización Australian Marriage Equality.

La primera ministra escuchó de forma respetuosa sus argumentos y llegó a manifestarles su convencimiento de que antes o después la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo era inevitable, entre otras cosas debido a la presión del contexto internacional, si bien ella continuaba manteniendo su misma postura. Según Alex Greenwich, sin embargo, «nos dió la impresión de su posición no es inamovible«.

El Gobierno que preside Julia Gillard dispone de una ligera mayoría que depende también de varios diputados de partidos minoritarios, entre ellos el diputado de los Verdes, Adam Bandt. Gracias a ello, la discusión acerca del matrimonio igualitario en el Parlamento australiano quedó garantizada tras las últimas elecciones, ya que en su momento Bandt exigió que el tema fuera discutido. Más recientemente, el congreso laborista se ha pronunciado a favor, aunque admitiendo la propuesta de Julia Gillard de dar libertad de voto a sus representantes. También la oposición liberal, según las últimas informaciones, podría dar libertad de voto a sus representantes, lo que puede resultar decisivo dado lo ajustado de las posiciones.

Crisis política en el seno de laborismo

Al margen del debate sobre el matrimonio igualitario, Julia Gillard se enfrenta estos días a una importante crisis interna derivada de su enfrentamiento con su compañero de partido y ex primer ministro Kevin Rudd, que acaba de presentar su dimisión como ministro de Asuntos Exteriores.

Gillard y Rudd mantienen una larga rivalidad que a su vez se traslada al partido. Gillard ha convocado para el próximo lunes un caucus para dirimir el liderazgo y poner fin a la crisis interna. Está por ver como se resuelve la situación y como afectará al proceso de discusión sobre el matrimonio igualitario (al que, siendo primer ministro, también Kevin Rudd se opuso en el pasado).

Comentarios
  1. Maso
  2. colombiano
  3. Pústula
  4. lol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.