"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Estados Unidos: el Tribunal Supremo retrasa dos importantes decisiones sobre el matrimonio igualitario

Todos los pronósticos apuntaban a este viernes, pero al final el Tribunal Supremo de Estados Unidos sigue sin hacer públicas dos importantes decisiones que afectan de lleno a la situación del matrimonio igualitario en Estados Unidos: si entra a discutir o no la declarada inconstitucionalidad de la Proposición 8 y si admite alguno de los recursos referidos a a la DOMA (Defense of Marriage Act, la ley que impide a la administración federal reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo). Habrá que esperar, como mínimo, al próximo lunes.

¿Inminente matrimonio igualitario en California?

En California la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio (Proposición 8, aprobada en referéndum hace cuatro años) ha sido ya declarada inconstitucional por la justicia federal. El asunto está solo pendiente del Tribunal Supremo, que perfectamente podría decidir no admitir a trámite el recurso de los contrarios al matrimonio igualitario. Ello supondría la inmediata reanudación de las bodas en California.

No son pocos los analistas que ya antes de las elecciones apostaban que el Supremo preferiría optar por esta solución y desembarazarse de la patata caliente, aunque ello supusiera que el matrimonio volviera a ser legal en California, donde las encuestas ya le otorgan un apoyo mayoritario. Después de las elecciones, cuando tres estados se han pronunciado en referéndum a favor del matrimonio igualitario, esta solución parece aún más probable.

¿Y si el Supremo decide admitir el recurso? La solución, por lo pronto, se demoraría en el tiempo. El Supremo podría optar por pronunciarse de forma clara a favor o en contra del matrimonio igualitario, con efectos sobre todo el país: ambas opciones parecen poco probables a día de hoy. Otra opción sería que el Supremo se limitara a valorar una cuestión formal: si como razonaba la primera sentencia puede considerarse inconstitucional que un estado retire a una minoría un derecho fundamental que ese mismo estado le había reconocido previamente sin que medie una razón legítima para ello (durante varios meses gays y lesbianas sí pudieron casarse en California, derecho que les fue reconocido por la Corte Suprema del estado, y de hecho hay 18.000 parejas casadas cuyo matrimonio sigue siendo válido).

Ello restringiría los efectos de la sentencia al estado de California, lo que también permitiría que el matrimonio entre personas del mismo sexo volviera a ser posible sin que ello supusiera un pronunciamiento de fondo sobre el matrimonio igualitario que afectara a otros estados.

¿Y la DOMA?

Más claro parece que el Tribunal Supremo sí decidirá admitir a trámite algunos de los recursos que tienen que ver con la DOMA, ley que también ha sido declarada insconstitucional en varios de sus aspectos por varios tribunales federales. La sentencia más reciente, de apenas hace poco más de un mes, es la de una Corte Federal de Apelaciones de Nueva York que dictaminó que no existe argumento constitucional que justifique tratar diferentemente a Edie Windsor, una anciana que a la muerte de su esposa no pudo acogerse a una serie de beneficios fiscales para los matrimonios en materia de herencia, lo que la obligó a desembolsar 360.000 dólares en impuestos. Windsor reclamó que el no reconocimiento de su matrimonio por la administración federal violaba las garantías de igualdad de protección contenidas en la Quinta Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos. Un tribunal federal le dio la razón en primera instancia, fallo que en octubre confirmó la Corte de Apelaciones.

Se trata de la segunda sentencia en el mismo sentido dictada a este nivel (antes del verano fue una Corte Federal de Apelaciones de Boston la que reafirmó otra sentencia de inconstitucionalidad contra la DOMA dictada en Massachusetts). Pero en este segundo caso la sentencia tiene un mayor calado jurídico, ya que apela al denominado “heightened/strict scrutiny“, término propio del sistema constitucional estadounidense: no se basa solo en un mero argumento racional, sino en un análisis detallado del conflicto entre los supuestos intereses legítimos del Gobierno federal y los principios constitucionales. Según los jueces ello queda plenamente justificado por el hecho de que las personas homosexuales son una minoría históricamente perseguida y discriminada.

Y aunque estas son las dos sentencias más importantes no son las únicas. Conforme pasa el tiempo se acumulan cada vez más fallos desfavorables a la constitucionalidad de esta ley. Las más importantes han sido recogidas por dosmanzanas. En febrero, en mayo y en julio jueces federales de California y de Connecticut fallaron en el mismo sentido. En Kentucky y en la propia California, por otra parte, dos matrimonios gays han sido autorizados por sendos tribunales federales de quiebras a acogerse a la legislación sobre la materia, con parecidos argumentos.

La discriminación que supone la DOMA resulta tan indiscutible que el propio Gobierno de Estados Unidos decidió a principios de 2011 que dejaría de defender la ley en los tribunales civiles cuando se planteasen demandas (posteriormente tomaba la misma decisión en el ámbito militar). El Departamento de Justicia llegó a admitir ante un tribunal federal de San Francisco que la DOMA viola la Constitución al establecer la discriminación de unos ciudadanos sobre otros en función de su orientación sexual. Una decisión que no gustó nada a la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, que decidió ejercer ese papel en lugar de la administración Obama. De hecho la Cámara lleva gastados ya casi millón y medio de dólares de los contribuyentes en defender la DOMA en los tribunales, un gasto denunciado por los demócratas.

El proceso de derogación legislativa de la DOMA, por otra parte, se inició el año pasado, pero parece imposible que llegue a buen término mientras los republicanos mantengan el control de la Cámara de Representantes (que renovaron el 6 de noviembre, aunque con una mayoría menos holgada).

Comentarios
  1. Nazareno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.