"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Cada vez menos estadounidenses consideran la homosexualidad pecado

El porcentaje de estadounidenses que creen que la homosexualidad es pecado decrece paulatinamente. Eso es lo que revela la encuesta realizada el pasado mes de noviembre por LifeWay Christian Resources, uno de los mayores proveedores de artículos para iglesias de Estados Unidos.

Las diferencias entre los resultados de noviembre de 2012 y los años anteriores son ostensibles. Mientras en septiembre de 2011 el porcentaje de estadounidenses que creía que la homosexualidad es un pecado ascendía al 44%, en noviembre de 2012 ha disminuido hasta el 37%. La que crece, aunque moderadamente, es la cifra de quienes consideran que la «conducta homosexual» no es pecaminosa, que en 2011 suponía un 43% del total y en 2012 se ha incrementado hasta el 45%. Más abultada es la diferencia entre quienes dicen no tener respuesta a la pregunta, que suman el 17% de los entrevistados en este año, frente al 13% del año anterior.

Quienes consideran que la homosexualidad no es un pecado pasan a ser, por tanto, el grupo mayoritario. Sin embargo, es mayor el porcentaje de los que han contestado afirmativamente a la pregunta entre los que asisten habitualmente a servicios religiosos (sube hasta el 61%), y entre los de confesión evangélica (se incrementa hasta el 73%). Por el contrario, los estadounidenses que no asisten a servicios religiosos son los que en mayor número niegan que la homosexualidad sea pecado, hasta un total del 71%.

Ed Stetzer, presidente de LifeWay Research, cree que el apoyo decidido de Barack Obama al matrimonio igualitario este pasado año ha tenido una gran incidencia en el cambio de mentalidad: “La evolución del presidente en lo referente a la homosexualidad probablemente ha afectado a la evolución de los valores culturales. Hay un cambio real y sustantivo, sorprendentemente grande para el plazo de un año, aunque en lo que respecta a este tema este no ha sido un año normal”.

Ed Stetzer pone como ejemplo al pastor Louie Giglio, que ha renunciado a participar en la toma de posesión de Barack Obama tras divulgarse opiniones homófobas expresadas en el pasado, en las que precisamente calificaba a la homosexualidad como un pecado. “La cultura está cambiando claramente en lo que respecta a la homosexualidad y esto crea un nuevo problema: ¿cómo se va a enfrentar Estados Unidos a una opinión minoritaria pero tan fuertemente sostenida por evangélicos, católicos, mormones, musulmanes y tantos otros?”, plantea Stetzer.

Stetzer no menciona, sin embargo, que en Estados Unidos cada vez hay más confesiones religiosas inclusivas que aceptan con naturalidad la realidad LGTB. Un ejemplo significativo es el de la iglesia episcopaliana, rama estadounidense de la confesión anglicana. Esta misma semana recogíamos como la Catedral Nacional de Washington, uno de los templos religiosos más importantes de los Estados Unidos, celebrará ceremonias de matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Diluvio, culpa del matrimonio igualitario

Uno de quienes insiste en considerar que la homosexualidad es un pecado es el líder evangélico Scott Lively. En unas recientes declaraciones concedidas a la homófoba American Family Association (AFA), culpó a los homosexuales de la catástrofe bíblica del diluvio universal y de la proximidad del Apocalipsis: “Debemos recordar lo que los rabinos nos enseñaban sobre el período previo al Diluvio. Lo que colmó la paciencia de Dios antes de que trajera el Diluvio fue que empezaran a escribir canciones de boda para matrimonios homosexuales. Jesús dijo que reconoceríamos el fin de los tiempos porque sería como en los días de Noé”.

Ya en su libro “La esvástica rosa” Lively sostuvo que los homosexuales fueron los creadores del nazismo y los responsables de las atrocidades nazis. En estos días se enfrenta en los tribunales estadounidenses a una acusación de incitación al odio, por su apoyo al proyecto de ley que propone penas de cadena perpetua para las relaciones homosexuales en Uganda.

Veces compartido
Comentarios
  1. odin
  2. odin
  3. Nazareno
  4. Grano Grueso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido