"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El voto del matrimonio igualitario en Francia refleja una división clara entre progresistas y conservadores

El proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Francia ha superado su primera etapa parlamentaria al ser sancionado por la Asamblea Nacional. De los 568 diputados presentes, 329 votaron a favor, 229 lo hicieron en contra y 10 se abstuvieron. Los diputados fueron en su mayoría fieles a lo estipulado por sus jefes de formación. A diferencia de lo sucedido hace pocos días en Reino Unido, la división entre los grupos progresistas y conservadores es aquí clara, quizá con la única excepción del Frente de Izquierda, con una proporción relativamente abultada de diputados contrarios. Los representantes de las asociaciones LGTB francesas han expresado su satisfacción, aunque advierten que aún queda un largo camino hasta la aprobación definitiva de la ley, cuyo siguiente destino es el Senado.

De los 295 diputados del Partido Socialista, votaron a favor 283, en contra lo hicieron 4 y se abstuvieron 5. El presidente de la Asamblea, Claude Bartolone, no participó en la votación. El resto estuvieron ausentes. Entre los cuatro que se mostraron contrarios al proyecto de ley estaban dos representantes de los territorios ultramarinos de Guadalupe y de Reunión.

Por lo que se refiere a la conservadora UMP (Unión por un Movimiento Popular), con 196 diputados, solo 2 votaron a favor, 188 votaron en contra y 5 se abstuvieron. Únicamente hubo un ausente en este grupo. Los dos votos favorables fueron los de Franck Riester, diputado abiertamente homosexual, y Benoist Apparu, que fue secretarios de Estado bajo la presidencia de Sarkozy. Respecto a la centroderechista UDI (Unión de Demócratas e Independientes), de un total de 29 diputados, 25 votaron en contra y 4 fueron favorables. Entre estos últimos se encontraba el fundador de la formación, Jean-Louis Borloo, y dos representantes de Nueva Caledonia.

En cuanto al resto de las formaciones, los 17 diputados del grupo ecologista votaron a favor del proyecto, tal y como lo hicieron 13 de los representantes del grupo radical, con 2 votos en contra, a los que hay que sumar los votos también desfavorables de los 7 integrantes del grupo mixto, entre los que se encuentran los representantes del Frente Nacional.

De entre los grupos progresistas, destaca la votación de los diputados del Frente de Izquierda. De sus 15 diputados, 9 votaron a favor, 4 en contra y 2 se ausentaron. De los cuatro representantes contrarios, tres lo son del territorio ultramarino de la Martinica. Uno de ellos es Bruno Nestor Azérot, que durante los debates en la Asamblea ya había expresado su rechazo al proyecto de ley argumentando que “en Ultramar, la casi totalidad de la nuestra población se opone a este proyecto. En mi opinión, hay incluso un riesgo de ruptura del pacto republicano”.

La posición de los representantes de los territorios de ultramar ha sido, de hecho, motivo de controversia. No era solamente Azérot quien argumentaba el rechazo de sus poblaciones al matrimonio igualitario. Al peso de la religión católica en los territorios antillanos se sumaba el de la religión musulmana en Mayotte, o el “distinto ritmo” de las costumbres en la Polinesia. Lo cierto es que varios de los votos desfavorables de los grupos progresistas, o las abstenciones, han partido de representantes de estos territorios, pero el proyecto de ley también ha recibido el apoyo de los representantes de centroderecha de Nueva Caledonia.

El discurso de la ministra de Justicia

Fiel a su estilo, sin texto escrito, la ministra de Justicia Christiane Taubira quiso agradecer con este discurso el trabajo realizado por los diputados en las largas jornadas de debate. Incluso se atrevió a citar a Machado. Lo podéis escuchar (en francés) en el vídeo que adjuntamos:

“Gracias a todos por estos días y estas noches que hemos pasado juntos, por las sonrisas, por las risas y también por las confrontaciones. ¡Este texto no va a suprimir el juego amoroso, ni para los heterosexuales, ni para los homosexuales! Siempre habrá mujeres que os miren, señores, que os observen, que traten de percibir bajo vuestros caparazones la ternura que albergáis, que traten de desentrañar los defectos que a veces se ocultan bajo la amabilidad, que traten de discernir en la maraña de vuestros talentos y vuestras debilidades si sois capaces de dibujar caminos sobre la mar, como escribió Antonio Machado (…) En definitiva, este proyecto de ley nos conduce a pensar en lo ajeno, a consentir la alteridad. Pensar en lo ajeno, decía Emmanuel Levinas, revela una indestructible inquietud por los demás. Eso es lo que hemos hecho a lo largo de este debate.”

Reacciones de los grupos defensores de los derechos LGTB

Nicolas Gougain, el portavoz de la Inter-LGBT, la principal asociación en defensa de los derechos LGTB en Francia, e interlocutor con el Gobierno en la redacción del proyecto de ley, expresaba así sus sensaciones: “estaba en el hemiciclo y sentí mucha emoción, por supuesto. Vemos fructificar en este texto años y años de movilizaciones de las asociaciones en su lucha por la igualdad de derechos. También sentí una gran satisfacción al comprobar que había una clara mayoría, absoluta, que se ha pronunciado sobre este texto tras culminar diez días de debate, que han permitido contrarrestar las medias verdades que se han difundido durante meses sobre lo que se supone que es una familia homoparental”. No olvidó referirse al siguiente paso del proceso: “habrá que estar atentos al debate en el Senado”.

A los senadores dirigió precisamente su mensaje SOS-Homophobie, a través de un comunicado: “debéis estar a la altura de la historia y ser conscientes de las consecuencias del lenguaje homófobo. Comprometeos a un debate parlamentario respetuoso, y así participaréis también en el avance de la igualdad».

Por su parte Act-Up Paris expresaba su deseo de que la ley sea aprobada en el Senado sin debate, para que entre en vigor en el menor plazo posible. Su argumento es poderoso: “somos conscientes del esfuerzo realizado estos quince días por parte de los diputados y ministros más combativos en materia de igualdad de derechos, pero debemos recordar también que ha sido aún más duro para las personas LGTB, que han debido sufrir insultos a diario durante meses». La asociación de lucha contra el sida ha lamentado que “los homófobos de la UMP y el Frente Nacional, con su estrategia de obstrucción parlamentaria, hayan demostrado con toda claridad que se burlan de los problemas de salud, precariedad y empleo, al demorarse días y días en discutir una misma enmienda”.

Reacciones en España

La noticia, por cierto, también ha desencadenado reacciones en España. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha felicitado a activistas y simpatizantes de los colectivos LGTB franceses. “Compartimos la tremenda felicidad que están viviendo en estos momentos las personas que han luchado por el matrimonio igualitario en Francia. Queda mucho por recorrer pero el matrimonio es como el principio de un nuevo camino en el que se nos reconoce iguales”, ha afirmado Boti García Rodrigo, su presidenta. En su comunicado, la FELGTB espera también que pronto se produzca «el cambio necesario en la legislación francesa para que las parejas de dos mujeres puedan hacer uso de las técnicas de reproducción asistida y la filiación de sus bebés sea automática, punto pendiente en la ley». También el colectivo COGAM, a través de una escueta nota, se ha felicitado por el avance.

El Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida (ALEAS-IU),  por su parte, ha felicitado al movimiento LGTB francés por lo que considera histórica conquista. Para ALEAS-IU esta ley “hace justicia, acerca la igualdad e impulsa la diversidad” a pesar de los “incansables esfuerzos de la derecha política, mediática y religiosa francesa por intentar negar la dignidad de las personas LGTBI y sus familias”. El grupo LGTB de IU ha querido destacar también la “la complicidad y el apoyo” brindado a esta causa por la izquierda política francesa.

ALEAS-IU ha realizado además un llamamiento contra el conformismo, recordando que “esta gran victoria solo es el principio del camino, no la meta”. Y mencionan como ejemplo «el derecho de las lesbianas a ser madres por reproducción asistida, derecho que es negado en el país vecino a pesar de los recientes avances en materia LGTBI”.

Veces compartido
Comentarios
  1. shog
  2. MonEsVil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido