"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

CESIDA demanda más atención a las necesidades de las personas mayores con el VIH

En el marco de la III Jornada de Centros Residenciales para Personas con VIH y sida, organizada por Cesida y subvencionada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se han expuesto los nuevos retos a los que se enfrentan las personas con el VIH que se hacen mayores, gracias al aumento de la esperanza de vida tras la aparición de los tratamientos antirretrovirales en los años 90.

Cuando una persona mayor acude a consulta, en atención primaria no suelen contemplar la posibilidad de la infección por el VIH y no se les oferta la prueba del VIH, lo que dificulta la detección precoz del virus. Como señala Carlos Varela, secretario general de la Coordinadora Estatal de VIH-Sida, CESIDA, “esto se debe a los estereotipos y prejuicios asociados a las personas con el VIH y sida. En el caso del personal sanitario, el hecho de no ofertar la prueba del VIH a personas mayores impide diagnosticar algunos resultados positivos, pudiendo ocasionar graves problemas de salud para estos pacientes”.

Además, diversos estudios señalan que el organismo de las personas con el VIH envejece antes que el del resto de la población, incrementando el riesgo de desarrollar comorbilidades asociadas a una edad más avanzada de la que realmente tienen. Por ello, la edad es un indicador clave a la hora de iniciar el tratamiento del VIH, con independencia de la evolución de la infección.

En la jornada también se trataron los nuevos retos de los centros residenciales, ya que cada año aumenta el número de personas con el VIH mayores de 50 años, y desde 2011 se ha incrementado el número de personas con el VIH que se quedan sin domicilio y demandan estos recursos, que cada vez son más escasos. Carlos Varela afirma que “además de la falta de plazas especializadas para las personas con VIH, el problema sigue siendo que a estas personas se les niega el acceso a centros de día y residencias, porque a la infección por el VIH se le considera erróneamente una enfermedad infecto-contagiosa”.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido