"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Se endurece el debate sobre el matrimonio igualitario en Colombia

El proceso de aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Colombia se endurece, debido a la cada vez más marcada agresividad de sus opositores. Esta semana la discusión derivó incluso en una desagradable trifulca en la que resultaron agredidos partidarios de la reforma por parte de los escoltas de algunos senadores opuestos al proyecto. El Congreso de Colombia está obligado a legislar la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo por mandato de su Corte Constitucional, que dio de plazo hasta el 20 de junio para hacerlo.

La oposición al matrimonio igualitario está encabezada por el procurador general de Colombia Alejandro Ordoñez, personaje fuertemente homófobo al que ya hemos hemos alusión en varias ocasiones, alrededor del cual se ha articulado un bloque de legisladores que si bien representan a distintos partidos están muy vinculados a la iglesia católica y a grupos evangélicos. Hasta tal punto es así que el senador Armando Benedetti, promotor del proyecto de matrimonio igualitario (que ya recibió un primer visto bueno en comisión el pasado diciembre) ha reclamado al Gobierno que se pronuncie públicamente sobre la iniciativa antes de que tenga lugar el voto en plenario, que podría producirse la semana próxima. Benedetti, recordamos, pertenece al Partido de la U, el partido del presidente colombiano Juan Manuel Santos. Benedetti ha sido muy claro sobre la intromisión religiosa en el debate político. «Hay personas que creen en los principios religiosos y no aceptan un núcleo familiar conformado por una pareja del mismo sexo, pero hay otras personas que no creen en esos principios. El Congreso tiene que legislar para garantizar para todos”, ha expresado. “La iglesia era la que creía que el sol le daba la vuelta a la Tierra, duraron 100 años en aceptarlo. Tardaron otro siglo en aceptar la teoría de la evolución de la especie humana, otros cien años para que entender que la tierra es redonda. Los argumentos religiosos contra el matrimonio gay son los mismos cuando se oponían a garantizar los derechos civiles a los afrodescendientes. En Colombia hay senadores que viven en el siglo XVIII, como retardatarios y cavernícolas”, ha añadido. La petición de Benedetti de que el Gobierno se pronuncie ha sido rechazada por lo pronto por el Partido Conservador, fuerza que claramente se opone al proyecto y que también forma parte de la mayoría parlamentaria que respalda al Gobierno de Santos.

La desgradable trifulca ocurrió el jueves, durante un acto convocado en la sede del Congreso para tratar sobre la materia en la que estaba presente el propio Alejandro Ordoñez. El activista Daniel Sastoque pidió intervenir y acusó al procurador general de Colombia de oponerse a los derechos de los ciudadanos LGTB. Las palabras de Sastoque desembocaron en una trifulca en la que resultaron agredidos el propio Sastoque (que recibió incluso insultos homófobos) y la concejala de Bogotá Angélica Lozano, una activa defensora de los derechos LGTB, al parecer por escoltas de algunos de los senadores opuestos al proyecto. Ordoñez, por su parte, aprovechó el acto para acusar a los periodistas de que «entre porro y porro, y entre pase y pase, tienen el deporte de estigmatizar a quienes no aceptamos determinadas ideologías». Unas declaraciones que luego admitió que habían sido poco afortunadas.

Insertamos a continuación un vídeo que muestra parte de los sucedido:

Un proceso legislativo al que obliga la Corte Constitucional

En Colombia, el avance de los derechos LGTB se ha producido gracias al empuje de la Corte Constitucional, que a lo largo de los últimos años ha reconocido derechos como el de visita conyugal en las cárceles (2003), unión marital de hecho (2007), acceso a la pensión de sobreviviente (2008), o los recientes reconocimientos de la equiparación total en materia de herencia y del derecho a la pensión de sobreviviente para parejas anteriores a 2008, por nombrar algunos de los más destacados. Pero fue la sentencia de julio de 2011 la que definitivamente estableció el derecho de las parejas del mismo sexo a “conformar una familia” en igualdad de condiciones a las parejas heterosexuales. La Corte dio entonces un plazo de dos años para legislar el reconocimiento jurídico de las uniones del mismo sexo con exactamente los mismos derechos, un plazo que vence el próximo 20 de junio. Si pasado ese plazo no se ha legislado, las parejas del mismo sexo podrán acudir ante un notario para legalizar su unión.

Inicialmente se presentaron ante el Congreso cuatro proyectos distintos para dar respuesta a esa demanda de la Corte Constitucional. Para su discusión en el Senado se acumularon los cuatro proyectos, dos de ellos de unión civil y dos de matrimonio, pero finalmente se optó por discutir la solución más acorde con la exigencia de estricta igualdad de la Corte: la modificación del Código Civil reconociendo el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio, una propuesta articulada por el senador Benedetti.

Veces compartido
Comentarios
  1. María Clara Plata Adarme
  2. Ryszard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido