"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El responsable del Mundial de Fútbol de Rusia 2018 defiende la legislación homófoba

Alexey Sorokin, el principal responsable del Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia, ha defendido la ley que prohíbe la denominada “propaganda» homosexual en su país preguntándose si a la gente le gustaría un mundial «con personas desnudas exhibiendo su homosexualidad”. Por otra parte, el corredor estadounidense Nick Symmonds ha ganado una medalla de plata en los Campeonatos Mundiales de Atletismo, celebrados en estos momentos en Moscú, y ha dedicado su éxito a sus amigos homosexuales, convirtiéndose así en el primer atleta en criticar la legislación homofóbica del país anfitrión.

“¿Acaso querría alguien un Mundial de Fútbol donde hubiera gente desnuda corriendo y exhibiendo su homosexualidad?”, se ha preguntado Alexey Sorokin, responsable del Mundial de Fútbol de 2018, que tendrá lugar en Rusia. “La respuesta es bastante obvia. Los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol no son un escenario para distintas opiniones, ni para nazis ni para otros estilos de vida. Debería tratarse de fútbol y nada más. No tienen nada que temer. Tienen garantías de que no se verán afectados. El Ministro de Deportes lo ha explicado de forma completa y detallada [y] la vida privada debe seguir siendo privada”. Sin embargo las palabras tanto de dicho ministro de Deportes como del de Interior contradicen frontalmente las peregrinas declaraciones de Sorokin, y sostienen que la ley también será aplicada a los atletas y visitantes extranjeros.

En cualquier caso, aunque los visitantes estuviesen a salvo de persecución durante los acontecimientos deportivos, no hay que olvidar que las leyes rusas ya están afectando a la población LGTB local, así como a extranjeros. Pero por ahora los organismos internacionales del deporte, como el Comité Olímpico Internacional (COI) o la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), parecen más preocupados por garantizar el éxito de Juegos y campeonatos que por cuestiones de derechos humanos (al parecer con la notable excepción del noruego Gerhard Heiberg, una directivo del COI que no descarta retirar los Juegos de Rusia). La FIFA acaba de pedir a las autoridades rusas “aclaraciones y más detalles” respecto a la ley que prohibe la visibilidad LGTB, y el COI dio un paso similar la semana pasada, antes de anunciar posibles sanciones a los atletas que hagan gestos pro-LGTB durante los Juegos de Sochi.

Nick Symmonds dedica su medalla a sus amigos gays

En semejante contexto merece la pena mencionar el gesto del estadounidense Nick Symmonds, que acaba de conseguir una medalla de plata en la carrera de 800 metros de los Mundiales de Atletismo y que ha dedicado a sus amigos homosexuales. Según la propia agencia estatal de noticias de Rusia, Symmonds se ha convertido así en el primer atleta en criticar abiertamente y en suelo ruso la legislación contra las personas LGTB.

En un sentido parecido, el senador estadounidense Chuck Schumer ha exhortado a todos los países participantes en Sochi 2014 a ondear banderas arco iris durante la ceremonia de inauguración de los Juegos. Y Stephen Fry acaba de sugerir la creación del “saludo de Sochi”, un gesto que simbolice el apoyo a los derechos LGTB pero que a diferencia de pins y banderas arco iris no pueda provocar posibles represalias del COI. Fry ya escribió una carta abierta dirigida a David Cameron y al presidente del COI exhortándolos a celebrar los próximos Juegos Olímpicos de Invierno fuera de Rusia.

Cameron descartó el boicot, al igual que Barack Obama. También desde el Gobierno alemán han rechazado la idea. El Ministro de Asuntos Exteriores germano, el abiertamente homosexual Guido Westerwelle, se posicionó el pasado domingo en contra de tal boicot, aunque añadiendo que “el estado ruso debe asegurar la protección de los homosexuales”. Sus compañeros los ministros de Justicia y de Desarrollo (Sabine Leutheusser-Schnarrenberger y Dirk Niebel, respectivamente, también miembros del partido liberal, FDP) criticaron por su parte la erosión de los valores democráticos en Rusia, que estaría en camino de convertirse en una “dictadura intachable” (en clara referencia a las palabras del excanciller Gerhard Schröder, que en 2004 describió a Vladimir Putin como un “demócrata intachable”).

Además de las llamadas a boicotear tanto productos rusos como los Juegos de Sochi (y patrocinadores), también ha sido lanzada una campaña para que el gigante Procter & Gamble deje de contribuir a las arcas de la televisión pública rusa a través de sus omnipresentes anuncios. Se da la circunstancia de que dicha televisión estatal difunde declaraciones virulentamente homofóbicas, como las Dmitri Kiselev, presentador del programa de noticias de más audiencia del país. En abril del año pasado Kiselev criticó la donación de órganos por parte de las personas LGTB, usando un lenguaje sumamente siniestro, y la reciente polémica lo obligó a “explicarse” este lunes, argumentando que no puede ser etiquetado como homófobo “porque [tiene] suficientes amigos homosexuales” (cabe preguntarse cuántos de esos supuestos amigos serían necesarios para compensar su homofobia). Pero Kiselev volvía el martes a la carga, declarando que los homosexuales “provocan conflictos de forma deliberada para hacerse las víctimas”.

Canadá podría facilitar el asilo a los LGTB rusos

Ante semejante clima de persecución, que amenaza a las familias homoparentales rusas y está condenando a los jóvenes LGTB rusos a una vida de oscuridad, el ministro de Inmigración de Canadá, Chris Alexander, anunció ayer que las solicitudes de asilo por parte de rusos LGTB serían tomadas muy en cuenta (cabe mencionar, por cierto, que España concedió asilo al activista Alexei Kiselev el pasado mes de abril).

Y no es de extrañar tampoco que cada vez haya más ciudades cortando sus lazos de hermandad con localidades rusas. Una de las últimas ha sido Lansing (Michigan), que ha dado por acabado su hermanamiento con San Petersburgo siguiendo los pasos de Milán y Venecia. Puede que también se les sumen Los Ángeles,  y el alcalde de Reikiavik propuso el pasado mes romper lazos con Moscú. Cabe recordar en este punto que sigue activa una petición en change.org solicitando la suspensión del hermanamiento entre Barcelona y San Petersburgo.

Y mientras la indignación contra la homofobia vigente en Rusia crece y ocupa más espacio en los medios de comunicación, en Occidente no faltan los homófobos que miran hacia dicho país con envidia, declarándolo sin atisbo de vergüenza un modelo a seguir.

Veces compartido
Comentarios
  1. Jose
  2. elio cesar
  3. franco
  4. daros
  5. Ben Gabirol
  6. DexterMorgan
  7. daros
  8. alvaroB
  9. alvaroB
  10. alvaroB
  11. Oscar
  12. Xavi2
  13. daros
  14. daros
  15. Dr.Turbio

Responder a alvaroB Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido