"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El 60% del profesorado afirma no haber recibido ningún tipo de formación sobre diversidad sexual

Víctimas de sus compañeros varones, acosados en clase y a través de Internet, y sin que sus profesores actúen para evitarlo, en la mayoría de los casos. Ese es el perfil medio de quienes sufren acoso escolar homofóbico, según los preocupantes datos recogidos en el informe “Diversidad y convivencia en los centros educativos”, que da cuenta del panorama actual de esta situación y que ha sido llevado a cabo por un equipo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid, dirigido por José Ignacio Pichardo. El estudio ha sido elaborado en colaboración con FELGTB y Google, tras recopilar más de 3.500 cuestionarios de estudiantes y docentes de secundaria, bachillerato y formación profesional, y casi medio centenar de talleres en todos los niveles de educación infantil y primaria en los que participaron casi mil niñas y niños.

Según dicho informe, cuyo principal objetivo era dar cuenta de los cambios en la percepción de la diversidad sexual en las aulas, el 52,6 % de los jóvenes que sufren acoso escolar son víctimas de sus compañeros varones, mientras que un 38,1 % lo son de ambos sexos. Asimismo, las burlas o insultos se producen normalmente entre clases en el 46,2 % de los casos, aunque también tienen lugar durante las mismas (41,2 %) o en el patio (39,6 %). Además, Internet sigue siendo el espacio preferido por los agresores para ejercer el bullying en el 14,4 % de las ocasiones, aunque también lo hacen a través del teléfono móvil (7,7 %).

Por otro lado, dos de cada cinco estudiantes presencian a menudo insultos como “bollera”, “maricón” o “marimacho”. Así, el 46,8 % ha sido testigo de ataques verbales y físicos a quienes creen LGTB, y casi cuatro de cada diez han escuchado alguna vez amenazas o expresiones de odio a este colectivo. El mismo informe concluye que quienes sufren acoso no toman ninguna medida en el 33,90 % de los casos, y el 28 % intenta hacer como si no se diera cuenta. Sin embargo, un 15,53 % intenta cambiar su conducta o preferencias, e incluso, cambiar de colegio (13,44 %) o de clase (10,53 %).

Otro dato escalofriante es el que refleja que el 5 % de las víctimas de acoso escolar ha intentado quitarse la vida, una cifra que aumenta hasta el 13 % en el caso de quienes afirman no ser heterosexuales (tres veces más que el resto de víctimas). Este dato se une a lo concluido en otro estudio similar, realizado por la FELGTB y COGAM en 2012, que alertaba sobre el riesgo de suicidio de los jóvenes gays, lesbianas y bisexuales que sufren acoso en España.

El profesorado desconoce cómo atajar el acoso homofóbico

Según el profesorado, salirse de los roles de género o “comportarse como una chica” sigue siendo el principal motivo de insulto, seguido por cuestiones de higiene, o ser o parecer lesbiana, gay o bisexual. Sin embargo, y según el alumnado, la homofobia es la segunda razón de burla y exclusión, solo superada por la de no ajustarse a los cánones de belleza.

Pero, ¿cuál es la actitud del profesorado ante este tipo de situaciones? De los profesores encuestados, tan sólo la mitad afirma intervenir constantemente ante las situaciones de homofobia (50,8 %), mientras que uno de cada tres docentes no sabe cómo actuar. Entre los motivos esgrimidos por los profesores destaca el no sentirse respaldados o temer la reacción del alumnado (4,71 %), equipo directivo (5,88 %) o las familias (9,41 %).

Existe un problema más sobre este asunto: la gran mayoría afirma no haber recibido ningún tipo de formación sobre diversidad sexual (60,4 %). Un porcentaje menor (26 %) asegura que, aunque ha recibido algún tipo de formación al respecto, esta no ha sido la suficiente. Por estos motivos, la coordinadora del Área de Educación de la FELGTB, Uge Sangil, señala que la ley Wert es “excluyente” y que “ante los datos que presentamos hoy se muestra insuficiente para trabajar la diversidad y proteger al alumnado, al profesorado y a las familias de la discriminación y el odio”

Veces compartido
Comentarios
  1. Yo
  2. AashtaMartinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido