"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Uganda aprueba la ley que endurece el trato penal a las personas homosexuales y castiga a quienes les den apoyo

Cuatro años después de que comenzaran las discusiones, el Parlamento de Uganda ha aprobado la ley que endurece el trato penal a la homosexualidad, ya ilegal en ese país. Las personas que mantengan relaciones homosexuales serán castigadas con 14 años de cárcel, pena que llegará a la cadena perpetua en los casos calificados como de «homosexualidad agravada». Se prohíbe también la denominada «promoción de la homosexualidad», lo que hará imposible la existencia de organizaciones que defiendan los derechos de las personas homosexuales, y se castigará incluso a aquellos que conociendo la existencia de una relación homosexual no la denuncien a las autoridades.

El origen del proyecto se remonta a 2009. Ya entonces adelantamos que la ley contemplaría el delito de “homosexualidad agravada”, destinado a castigar, por ejemplo, a los homosexuales «reincidentes»; a los seropositivos que mantengan relaciones con personas de su mismo sexo; cuando las relaciones involucren a personas discapacitadas o menores de 18 años o cuando la justicia considere que ha existido «violación». Dichos supuestos serían castigados con pena de muerte, castigo que finalmente ha quedado reducido a cadena perpetua. No es una sorpresa: la eliminación de la pena capital ya había sido ofrecida en 2011 por el principal promotor de la ley, el diputado David Bahati, a cambio de asegurar su aprobación. Y es que la tramitación de la ley no ha sido fácil. Ya se intentó sin éxito durante la anterior legislatura, durante la cual el presidente ugandés, Yoweri Museveni, llegó a filtrar su posible rechazo a firmarla ante su temor a la presión internacional. Pero tras las elecciones de 2011 el proyecto se volvió a reactivar de la mano de la presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, tristemente conocida por sus declaraciones de hace ahora justo un año, cuando expresó su deseo de aprobar la ley contra la homosexualidad como un “regalo de Navidad” para la población ugandesa.

Finalmente, y pese a las resistencias de algunos diputados más temerosos de perder parte de la ayuda internacional que de proteger realmente a las personas homosexuales, el macabro «regalo de Navidad» ha llegado en 2013, pese a las presiones internacionales que se han sucedido a lo largo de los últimos cuatro años. «Ahora soy oficialmente ilegal», ha declarado el activista gay Frank Mugisha, que pese a los antecedentes ha admitido sentirse sorprendido por la aprobación de la ley, que no esperaba que se produjera en estas fechas. «Mis compañeros están aterrados. temen que ahora se desencadene una caza», ha añadido. Mugisha ha pedido también a la comunidad internacional que se movilice contra la ley. Quien se ha mostrado satisfecho es su principal promotor, David Bahati. «Estoy feliz de que el Parlamento haya votado contra el demonio», ha declarado el diputado ugandés, de fe evangélica. «Somos una nación temerosa de Dios, que valora la vida de una forma integral. Es por estos valores que los miembros del Parlamento han aprobado la ley con independencia de lo que el resto del mundo piense», ha añadido Bahati, un personaje, recordemos, con estrechas conexiones con la derecha religiosa estadounidense.

La ley queda solo pendiente de la rúbrica del presidente de Uganda, Yoweri Museveni. Habrá que ver si sus reticencias del pasado se mantienen y decide vetarla o si por el contrario la eliminación de la pena de muerte es suficiente como para que ahora le otorgue su apoyo.

Una ley que hará aún más difícil ser LGTB en Uganda

La aprobación de la ley hará aún más difícil la vida de las personas LGTB en Uganda, un país en el que ya reina una fuerte homofobia social. Esta misma semana recogíamos dos nuevas muestras: la expulsión de su instituto de un grupo de alumnas acusadas de «promover el lesbianismo» y la detención de un entrenador de fútbol acusado de mantener relaciones homosexuales con uno de sus jugadores. No han sido, por desgracia, las únicas. En enero de 2011 era asesinado el activista David Kato (su asesino fue condenado luego a 30 años de cárcel). Kato había sido una de las 100 personas homosexuales cuyo nombre y fotografía divulgó Rolling Stone (una publicación local) junto a la leyenda “Hang Them” (“a la Horca”). Incitación al odio repetida luego por la publicación Red Pepperque dio a conocer otra nueva lista de supuestos “reclutadores gays” que incluía también nombres y fotos.

No han sido, por desgracia, las únicas muestras de acoso. Hace un año era detenido Joseph Kawessi, acusado de cargos como “conocimiento carnal contra el orden de la naturaleza” y “reclutamiento de jóvenes para la homosexualidad”. Días más tarde era arrestado Najibu Kabuye cuando acudía a visitarlo a la comisaría. Estas detenciones se producían tras el asalto a la sede de Sexual Minorities Uganda (SMUG), en el que fueron robados ordenadores que contenían datos sensibles de los miembros de la organización. El último arresto de un activista del que hemos informado, Sam K. Ganafa, tuvo lugar en noviembre.

Veces compartido
Comentarios
  1. Yossi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.