"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Juicio contra cinco universitarios rusos acusados del secuestro y extorsión de un joven homosexual

Este 29 de mayo ha tenido lugar en la ciudad rusa de Chelyabinsk el primer día del juicio contra cinco estudiantes universitarios, que secuestraron, robaron, extorsionaron y llevaron casi a las puertas de la muerte a un hombre por ser homosexual. Aunque entre los cargos a los que se enfrentan, como es habitual en Rusia, no se contemple lo que indudablemente es un delito de odio.

Los terribles hechos se han dado a conocer públicamente durante la audiencia. Cinco jóvenes universitarios de Chelyabinsk, una ciudad situada al sur de los Urales, contactaron a través de una web especializada en citas entre homosexuales con un hombre de 25 años. Cuando se produjo el encuentro, los jóvenes, de edades comprendidas entre los 18 y los 22 años, amenazaron a la víctima con una pistola y le comunicaron su intención de “limpiar la sociedad” de homosexuales.

En el coche de la propia víctima, le condujeron fuera de la ciudad, a orillas del lago Pervoye, y le obligaron a desnudarse mientras disparaban cerca del suelo que pisaba. Sometiéndole a todo tipo de burlas y humillaciones, los jóvenes terminaron por exigirle que les diera todo el dinero que tenía. El hombre tan solo pudo ofrecerles 10.000 rublos (unos 212 euros). Al parecerles poca la cantidad, decidieron que le acompañarían a las entidades bancarias donde tuviera abierta cuenta para que les facilitara la suma de 50.000 rublos (1.060 euros aproximadamente).

La víctima, que padece una enfermedad crónica, sufrió lo que más tarde se supo que era un episodio cardíaco debido al estrés al que estaba sometido, lo que puso su vida en grave peligro. En ese estado, fue conducido a la primera sucursal, donde pudo hacer llegar al director de oficina, a quien conocía por ser cliente habitual, un papel donde explicaba que era un rehén. Sin embargo, el director de la sucursal no hizo nada al respecto, aunque denegó la cantidad que le estaba requiriendo.

Conducido a una nueva oficina bancaria, con una pistola apuntándole en todo momento, el hombre hizo llegar su mensaje a la operaria que le atendía. En este caso, con toda cautela, la empleada logró pulsar la alarma que contacta directamente con la policía mientras entretenía a los secuestradores. La policía llegó a los pocos minutos y logró reducir a quien portaba el arma y detener al resto de sus compinches.

Los cinco jóvenes se enfrentan a cargos de secuestro, robo, extorsión y uso ilegal de vehículos. Ningún cargo por la evidente tortura a la que sometieron a su víctima debido a su orientación sexual. A pesar de haber sido detenidos mientras mantenían secuestrada a su víctima y portaban un arma, los acusados se han declarado inocentes de los cargos. Sus novias, que testificaron a su favor, les definen como “buenos chicos que hicieron algo que no debían”. Sus allegados han contratado a abogados de prestigio. Todo ello, conjuntamente con la orientación sexual de la víctima, hace temer que el proceso sea largo y el resultado incierto.

Un procedimiento tristemente habitual

Los cinco acusados han seguido el procedimiento habitual mantenido por Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos homófobos rusos cuyo líder es Maxim Martsinkevich (alias Tesak o “machete” en ruso), famoso neonazi que ya antes fue el inspirador de Format 18, una organización racista que se hizo muy conocida hace pocos años por sus brutales agresiones a ciudadanos no rusos. Martsinkevich fue detenido a principios de año en Cuba tras una orden de arresto de la Interpol a petición de las autoridades rusas y ucranianas.

Occupy Pedofilyaj y grupúsculos relacionados son responsables de actos de violencia terrible contra personas LGTB en Rusia, muchas de ellas jóvenes que son secuestrados, torturados y en algún caso asesinados. Contactan con ellos a través de internet, los engañan, los atraen, graban el acoso al que los someten y difunden después las grabaciones en redes sociales como VKontakte (de formato semejante a Facebook). Sus actuaciones se incrementaron durante el debate y aprobación de las leyes homófobas rusas contra la llamada “propaganda homosexual”.

En ese mismo periodo tuvieron lugar en territorio ruso dos espantosos asesinatos de hombres homosexuales. En mayo de 2013, un joven de 23 años fue bárbaramente asesinado por dos conocidos, tras ser sometido a todo tipo de torturas, después de que se sincerara y les desvelase su homosexualidad. En las mismas fechas, tres jóvenes asesinaron a un hombre de 29 años tras atraerle y conducirle en su propio vehículo a un lugar apartado, donde le golpearon y asestaron puñaladas hasta provocarle la muerte. Aunque en el juicio quedó firmemente establecido que la razón del asesinato fue la orientación sexual de la víctima, tampoco se contempló esta circunstacia en los cargos ni en la posterior sentencia.

Veces compartido
Comentarios
  1. Seba
  2. elio cesar
  3. Anonimmo
  4. Calibán
  5. Seba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido