"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Antiguo líder “ex-gay” se casa con otro hombre, mientras surgen nuevos intentos de expansión de las “terapias» reparadoras

Un antiguo líder del movimiento “ex-gay”, John Smid, se ha casado con su actual pareja, otro hombre. Fue el domingo 16 de noviembre cuando Smid contrajo matrimonio con Larry McQueen en Hugo, localidad de Oklahoma situada cerca de Paris (la ciudad donde residen pero en la cual no pueden contraer matrimonio por pertenecer al estado de Texas). Pero mientras Smid, que en 2010 pedía perdón por el daño causado, engrosa las filas de quienes han ido desmintiendo la verdad de este peligroso movimiento formado por supuestos “ex-gays curados” formalmente reconvertidos a la heterosexualidad gracias a la religión, otros se reorganizan para seguir fomentándolo. Es el caso de la NARTH, ahora reconvertida en “Alliance”.

Smid aceptó por primera vez su homosexualidad hace más treinta años. En 1980, de hecho, dejó a los que entonces eran su esposa e hijos. Cuatro años después, sin embargo, su fe religiosa le llevó a abrazar de nuevo una vida formalmente heterosexual, y acabó por formar parte y liderar Love in Action, una de las organizaciones de historial más terrible a la hora de intentar “convertir” a homosexuales en heterosexuales. La organización conseguía en muchos casos inhibir la conducta sexual de las víctimas, que a través del autoconvencimiento y la oración debían apartar de sus pensamientos cualquier fantasía homosexual, y que en ocasiones acababan por llevar vidas formalmente heterosexuales (el propio Smid llegó a casarse de nuevo con otra mujer). Love in Action causó especial polémica en 2005, cuando Zach Stark, un adolescente obligado a seguir un “tratamiento” para “curar” su homosexualidad, hizo pública su experiencia en un blog de Myspace.

Smid abandonó Love in Action en 2008, renegó de sus métodos, y dos años más tarde pidió perdón por todo el daño causado, muy especialmente a los adolescentes que se acogieron a los programas de la organización. En 2011 Smid, que hoy defiende la prohibición de las «terapias reparativas», admitía de hecho que nunca había dejado de ser homosexual y que él jamás ha conocido a nadie que verdaderamente lo hubiera dejado de ser. Smid, que también llegó a pertenecer a la directiva de Exodus International (organización que se clausuró después de que su presidente, Alan Chambers, pidiera también perdón en junio de 2013 por el daño causado) dirige en la actualidad Grace Rivers, una asociación destinada integrar positivamente fe y homosexualidad.

En su boda, Smid expresó su agradecimiento por su actual pareja. «Mi relación con Larry es un espejo en el que me veo cada día (…) Durante la mayor parte de mi vida, el espejo que veía reflejaba mis errores, limitaciones y fracasos. El reflejo que hoy veo con Larry me muestra las cosas positivas en mi vida: mis fortalezas, dones y talentos. Veo que puedo lograr una relación recíprocamente íntima y amorosa. Por ello, estoy sinceramente agradecido”, expresó el ahora «ex ex-gay».

Otros se reorganizan

Sin embargo, al mismo tiempo que Smid y otros antiguos líderes “ex-gays” declaran reiteradamente lo inútil y peligroso de las “terapias» reparadoras, otros se reorganizan y buscan ampliar su radio de acción. Es el caso de la NARTH (National Association for Research and Therapy of Homosexuality), que tras afrontar diversos problemas legales y ver muy deteriorada su reputación, se ha refundido en el NARTH Institute y se ha convertido en parte de una nueva “Alianza a favor de la opción terapéutica e integridad científica”.

Entre sus objetivos, se encuentra “responder a las necesidades de una nueva generación” en materia de atención psicológica. Entre los miembros de su junta directiva se encuentra Joseph Nicolosi, antiguo presidente de la NARTH y autor por ejemplo de un libro con el título Quiero dejar de ser homosexual (los libros de Nicolosi han sido promocionados, entre otros, por la cadena COPE). Esta Alianza, al parecer, tiene pretensiones de extenderse fuera de los Estados Unidos, en particular por Europa central y oriental, tal y como han alertado al Forum Europeo de grupos cristianos LGTB desde algunas entidades de esos países. No es por cierto la única asociación de este tipo que busca expandirse, también se encuentra por ejemplo PFOX, “Padres, Madres y Amigos de Ex-gays y Gays”.

En definitiva, si por un lado las infames “terapias para dejar de ser gay» han visto muy mermado su prestigio tras las numerosas retractaciones, es aventurado anunciar su final. Otros se están reorganizando. Es necesario continuar vigilantes.

Veces compartido
Comentarios
  1. odin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido