"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Colectivos LGTB lamentan que la sanción de la Junta de Andalucía a un colegio por no renovar a un profesor obvie que se trata de un caso de homofobia

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, y la asociación  JereLesGay han celebrado que el colegio concertado religioso Calasancio Hijas de la Divina Pastora, en Sanlúcar de Barrameda, haya sido sancionado por la Junta de Andalucía por no renovar a un profesor, pero lamentan que el expediente sancionador obvie que la razón fue su orientación sexual.

Lo contábamos hace solo un par de días: el centro fue sancionado por la Junta con una multa de 122.989 euros por no renovar el contrato de un profesor que en enero de 2014 demandó al centro al considerar que fue objeto de discriminación por su condición de gay visible. Con independencia de la batalla judicial (el caso fue desestimado en primera instancia por una juez de Jerez y se encuentra recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía), la inspección realizada por la Consejería de Educación ha considerado “graves” las irregularidades cometidas por el colegio y le ha impuesto una multa considerable.

Sin embargo, y pese a que la noticia ha sido saludada por colectivos LGTB y por el propio afectado, la FELGTB y JereLesGay hacían público este martes un comunicado en el que expresaban su pesar por el hecho de que la sanción no entre en la causa última de la discriminación. «Si Andalucía tuviera una ley anti LGTBfobia como la extremeña o la catalana, la inspección no habría podido hacer la vista gorda sobre el motivo por el que el profesor fue apartado de su puesto. La inversión de la carga de la prueba, un punto clave en estas leyes, es una garantía para las víctimas de discriminación que no permitirían que ni el tribunal que juzgó el tema en primera instancia ni la Junta de Andalucía en el expediente sancionador pasaran por alto la razón por la cual se prescindió del profesor: su orientación sexual», argumenta el comunicado.

En un caso como este parece evidente que Andalucía necesita una ley por la igualdad LGTB que siga el modelo de las aprobadas en Cataluña y Extremadura porque se ha sancionado al colegio concertado de Sanlúcar como una cuestión de forma y no de fondo. La discriminación por orientación sexual, origen del problema, no aparece ni en la sentencia del tribunal de primera instancia ni en el expediente sancionador de la Junta de Andalucía”, ha denunciado Susana Domínguez, presidenta de JereLesGay.

Este mismo caso hubiera pasado en un colegio catalán o extremeño y se estaría hablando de homofobia, con unas cargas punitivas preestablecidas por ley claramente y una protección de la víctima mucho mayor. Sabemos que el docente seguirá luchando y nos tendrá a su lado. Es necesario abordar de manera conjunta por parte de todas las comunidades autónomas y el Gobierno central la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género para alcanzar la igualdad real sin mayor dilación”, ha apuntado además Jesús Generelo, presidente de la FELGTB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.