"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Ryan O’Connell visibiliza con humor su propia realidad de hombre gay con una discapacidad

Ryan O'ConnellRyan O’Connell es un joven escritor y bloguero de éxito en Estados Unidos. Con su trabajo y su activismo, ha dado visibilidad a una parte del colectivo LGTB frecuentemente discriminada: las personas con discapacidad. O’Connell, con un estilo desinhibido y franco, nos habla de cómo ha aprendido a superar todas las barreras, incluidas las que él mismo se había puesto a sí mismo.

LA historia de Ryan O’Connell merece ser conocida. Es un escritor radicado en Nueva York, que publica habitualmente en la página Thought Catalog y que habla con humor de diversos aspectos de ser gay y veinteañero en la sociedad que le ha tocado vivir. Hasta aquí, no se diferenciaría de otros blogueros de éxito. Pero hay algo más: Ryan tiene una discapacidad: parálisis cerebral, y lejos de vivirla como un obstáculo, ha hecho de ella una motivación en su vida creativa.

En su proceso de aceptación, ha sido decisiva la redacción de su libro: “Soy especial, y otras mentiras que nos contamos a nosotros mismos”. Ya anteriormente había publicado otro libro sobre ser gay y veinteañero. Pero en esta ocasión decidió abordar su discapacidad: “para hacer de este libro algo que mereciera la pena, sabía que tenía que escribir sobre algo muy cercano y querido para mí, algo que quizá aportara de verdad algo a la vida gay que me rodeaba. Para mí, ese algo era mi discapacidad”. Añade además, revelando más de sí mismo, que: “Echando la vista atrás, creo que la razón de que fuera tan autodestructivo entre los 20 y 25 años fue que creía de verdad que era repugnante (…) Quizá pienses, ‘¿y qué?’ A nadie le importa que tengas una discapacidad ¡Eres toda una reina del drama!’. A eso yo respondería, ‘Anda un rato con mi ortopedia. No tienes NI IDEA de cómo se siente uno al bajar por la calle y que la gente se pare a mirar pasmada (salvo que seas una mujer, que estés bueno, o las dos cosas). No tienes ni idea de lo que es entrar en un bar gay y sentirte totalmente invisible porque tu forma de andar te hace infollable”.

En español podemos leer un artículo publicado en Vice y que lleva por título “Mi vida como hombre gay con discapacidad”. En él, por cierto, se refiere bastante críticamente a la célebre serie estadounidense Queer as Folk: “Cuando me topé con el DVD un día en Blockbuster, vi la primera temporada completa más rápido de lo que Brian Kinney se la mamó a todos los clientes del bar Babylon. Tenía 12 años, estaba en la cúspide de la pubertad y los calentones, y ver sexo gay fuera de un contexto porno fue revelador y emocionante; pero, como lo descubrí más tarde, también me jodió (…) Después de ver la enésima toma de unos abdominales perfectamente marcados, miraba hacia abajo a mi propio cuerpo, que no estaba marcado y además estaba cubierto de cicatrices de varias operaciones, y pensaba: Bueno, ¡estoy jodido!.

Aprender a gustarse

Desde la aceptación de quién es a partir de su libro, Ryan ha salido adelante y ha aprendido a gustarse a sí mismo: “Escribir este libro fue un desafío pero al final lo he terminado, y no exagero cuando digo que ha salvado mi vida (…) Empecé este libro siendo alguien con un profundo dolor y automedicándome con toneladas de medicamentos; y he terminado siendo alguien genuinamente feliz y preparado para gritar: ‘¡Gay! ¡Parálisis cerebral!’ desde una cima que se derrumba. Y esto es porque ahora me gusta todo de mí”

Todo esto lo ha aprovechado para desarrollar una vocación creativa que tenía desde muy joven. Realiza numerosas intervenciones en entrevistas y monólogos, contagiando su sentido del humor. Con todo ello, da visibilidad a las personas con discapacidad. Pero también ve en clave de humor las contradicciones que todos tenemos, en especial los estereotipos de tantos hombres gais y bisexuales sobre la imagen que creen que deberían tener para ser aceptados. Ojalá todos podamos decir algún día: “me gusta todo de mí”.

Os dejamos con un booktrailer de su último libro:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.