La Policía turca disuelve violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul, prohibida por el gobernador

La Policía turca ha cargado violentamente contra los activistas LGTB que decidieron manifestarse en la plaza Taksim de Estambul este domingo 19 de junio. El gobernador había prohibido las distintas celebraciones del Orgullo por, según sus palabras, “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. La concentración disuelta por la Policía ha estado protagonizada en gran medida por el colectivo transexual, cuya Marcha del Orgullo Trans estaba prevista para este domingo.

La plaza Taksim fue ocupada pacíficamente este domingo 19 de junio por valientes activistas LGTB, encabezados por mujeres y hombres transexuales que no querían renunciar a expresar sus reivindicaciones, a pesar de la prohibición del gobernador. Precisamente la Marcha del Orgullo Trans debía ser la que diese inicio a los actos que tendrían lugar del 19 al 26.

Los congregados también han querido rendir homenaje con sus reivindicaciones a las víctimas de la masacre de Orlando, en la mente de todos los miembros del colectivo LGTB en todas las partes del mundo.

Como parte de ese homenaje y recuerdo, la manifestación pública del afecto entre hombres en forma de besos, que se ha demostrado ser algo intolerable para los más encarnizados homófobos, entre ellos el propio asesino de Florida.

Pero la respuesta a la pacífica, festiva y también emotiva concentración ha sido una serie de fuertes cargas de la Policía antidisturbios, que ha utilizado gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los participantes. En el recuerdo, la violencia de la actuación policial el pasado 2015, tan desproporcionada y abusiva como en el presente año. Del ambiente pacífico de la concentración y de la posterior y desproporcionada actuación policial tenéis constancia en los siguientes vídeos:

Sin embargo, las amenazas incendiarias de los enemigos de los derechos LGTB, en su mayoría provenientes del fundamentalismo islámico, no han tenido respuesta alguna por parte de esa misma Policía. Un grupo denominado Jóvenes Musulmanes de Anatolia, ofendido por la coincidencia de las celebraciones del Orgullo con el mes del Ramadán, comunicaba que “no vamos a consentir esta desgracia. Si no hay una explosión, nos encontraremos [con los manifestantes LGTB] en la plaza”. Kursat Mican, líder del grupo ultraderechista Corazones de Alperen, amenazaba en una conferencia de prensa que tuvo lugar el martes 14 con “hacer todo lo posible” por impedir la Marcha del Orgullo. Dirigiéndose a las fuerzas policiales, les pedía: “Estimados funcionarios estatales, no hagáis que nos enfrentemos a esto. O hacéis lo necesario o lo haremos nosotros. Estamos dispuestos a correr riesgos; vamos a evitar directamente que esa marcha tenga lugar».

La única respuesta a esas invectivas fue la prohibición de los derechos constitucionales de reunión, manifestación y expresión a los activistas LGTB por parte del gobernador de Estambul. El pasado viernes 17, a dos días del comienzo de las celebraciones del Orgullo, su oficina emitía el siguiente comunicado:

Se ha tenido conocimiento de que, desde  algunos medios de comunicación, sitios web y redes sociales, miembros del colectivo LGBT están organizando una marcha entre el 19 y el 26 de junio de 2016 en la plaza Taksim. Desde Gobernación no se permitirá la organización de mítines y marchas en las fechas mencionadas, por la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar de los propios participantes, y por el mantenimiento del orden público. Legalmente, los lugares donde tienen lugar estos eventos deben ser previamente anunciados. Pedimos a los valiosos residentes de Estambul que no presten atención a tales convocatorias y colaboren con las fuerzas de seguridad, siguiendo sus advertencias.

Ebru Kırancı, portavoz de Lambdaistanbul, hacía patente su indignación con la prohibición y la actuación policial en los siguientes términos: “Los aficionados al fútbol pueden reunirse en este país cuando lo deseen. Íbamos a realizar una actividad pacífica. El mes sagrado del Ramadán es una excusa. Si van a respetar el Ramadán, que nos respeten también a nosotros. Los heterosexuales piensan que tan solo dos horas en los 365 días del año ya es demasiado para nosotros».

Con la represión del Orgullo de Estambul, se termina con la que era la mayor manifestación LGTB de los países de mayoría musulmana. Lleva celebrándose desde que en 2003 reunió a treinta personas. La cifra fue incrementándose hasta que en 2013 se llegaron a concentrar más de 15.000. En aquella exitosa ocasión, la celebración del Orgullo también coincidió con el mes del Ramadán, sin que se produjera ningún altercado.

Calibán

...así que despierto y lloro por seguir soñando.

Entradas recientes

El Parlamento de Gabón deroga la penalización de las relaciones homosexuales

La despenalización se ha producido un año después de que las relaciones entre personas del…

5 julio, 2020

Récord de matrimonios entre personas del mismo sexo en España en 2019: por primera vez se celebraron más de 5.000 bodas

A punto de cumplirse 15 años de la aprobación definitiva del matrimonio igualitario en España,…

28 junio, 2020

La campaña de Correos por el Orgullo 2020 se convierte en un éxito pese al boicot de la ultraderecha

Con el lema #NoSoloAmarillo, Correos ha conseguido amortizar en pocos días la inversión realizada y…

27 junio, 2020

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.

Leer más