"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

En français: crítica de «Génesis» y «Al agua gambas»

En muy poco tiempo, el francés se ha convertido en la gran lengua del cine LGTB. No es casualidad: ya en 1978 Vicios pequeños, de Edouard Molinaro, se convirtió en la película de habla no inglesa más taquillera de todos los tiempos, inspirando además a Hollywood para arriesgar en el área gay como nunca antes lo había hecho. Hoy llegan a las salas españolas dos joyitas en français: la canadiense Génesis y la francesa Al agua gambas.

Con Génesis (Genèse, 2018), el quebequés Philippe Lesage vuelve a enfrentarse a sus propios demonios, recuperando al protagonista de Los demonios (2015) en lo que supone un peculiar tríptico que comienza entrelazando las vivencias de dos hermanos adolescentes, un chico homosexual (sin duda, el mejor personaje de la cinta, gracias al gran trabajo de Théodore Pellerin) y una chica heterosexual (Noée Abita), ambos perdidos en la existencia, y concluye en un campamento de verano con ese personaje al que de alguna forma ya conocemos (Édouard Tremblay-Grenier), alter ego además del realizador. Estamos ante una cruda pero sensible mirada a la adolescencia a través de tres personajes tan bien construidos como interpretados que invita a reflexionar sobre algo que puede ser maravilloso pero también verdaderamente terrorífico: el despertar sexual. Dentro de la delicada puesta en escena sobresale el excelente uso de la música, incluyendo composiciones del propio Lesage.

Diametralmente opuesta en temática y tono, Al agua gambas (Les crevettes pailletées, 2019) sigue las andanzas de un equipo de waterpolo LGTB donde cada personaje es un mundo y un icono del colectivo, desde el sexy entrenador heterosexual forzado a abrir la mente hasta la despampanante mujer trans capaz siempre de poner su mejor sonrisa pese a su duro pasado, pasando por el madurito amargado que sólo necesita que alguien le mire o el jovencito inexperto deseoso de comerse el mundo. Son arquetipos, sí, pero muy reales, y en conjunto ofrecen una divertidísima road movie donde lo políticamente correcto no tiene cabida. Maxime Govare Cédric Le Gallo codirigen con estilo y complicidad la típica película que sólo parecen hacer bien los franceses, ayudados en gran medida en un reparto excelente que recupera además a Geoffrey Couët, a quien descubrimos en la sorprendente Theo y Hugo, Paris 5:59 (2015) [crítica]. Idónea para estas desenfadadas fechas.

Génesis y Al agua gambas tienen poco que ver más allá de su lengua y su temática gay, empezando por el hecho de que la primera es harto dramática y la segunda simpática de inicio a fin, pero ambas llegan al corazón con sus honestos planteamientos y sus sencillos pero potentes personajes. Bien merecen una visita a las salas para escapar del calor.

Veces compartido
Comentarios
  1. Vicente García Giménez

Responder a Vicente García Giménez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido