"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La Cámara de los Comunes obliga a la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte de persistir la falta de Gobierno en el territorio

La Cámara de los Comunes británica ha aprobado una enmienda para que el Gobierno apruebe el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte si el 21 de octubre sigue sin haberse conformado un ejecutivo en ese territorio. Aunque puede ser un camino para que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea finalmente legal en todo el territorio del Reino Unido, la aprobación, de tener lugar, podrá ser revertida o reformada posteriormente por un futuro Gobierno norirlandés.  

Dada la situación política en Irlanda del Norte, donde no existe Gobierno desde las elecciones de 2017, el Parlamento británico ha creado una serie de leyes de «Ejercicio de funciones» para dotar de cierta gobernabilidad al territorio. El diputado laborista Conor McGuin presentó una enmienda a ese conjunto de leyes para obligar al Gobierno británico a aprobar el matrimonio igualitario si persiste esa falta de poder ejecutivo en Irlanda del Norte.

La enmienda establece que, de no formarse Gobierno en Irlanda del Norte antes del 21 de octubre, el ejecutivo británico deberá aprobar de inmediato el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese territorio. Fue aprobada este 9 de julio en la Cámara de los Comunes por una amplísima mayoría de 383 votos favorables frente a 73 en contra, dado que previamente todas las fuerzas políticas habían dado libertad de voto a sus representantes.

Sin embargo, la propia enmienda establece que un Gobierno norirlandés creado antes de la fecha límite puede devolverla sin que tome efectos. Además, aun cuando la fecha se sobrepase y se apruebe el matrimonio igualitario, un futuro Gobierno de Irlanda del Norte podrá revocarla o reformarla. Aun así, la previsión es positiva, puesto que, de aprobarse, se necesitaría una mayoría absoluta en la Asamblea de Irlanda del Norte para revertirlo. Hemos de recordar que la última votación al respecto se saldó en favor de la igualdad matrimonial, aunque el Partido Unionista interpuso finalmente su veto.

Esta nueva enmienda es más contundente legislativamente que la aprobada por la Cámara de los Comunes en el pasado mes de octubre de 2018, y que obtuvo la promulgación real el 1 de noviembre. En aquella ocasión se aprobó la consideración del matrimonio igualitario como un derecho fundamental para que fuera tenido en cuenta por los funcionarios de Irlanda del Norte. Sin embargo, a efectos prácticos no tuvo alcance alguno.

El largo proceso del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Actualmente, la situación política en Irlanda del Norte es de completa paralización de su Asamblea y de inexistencia de Gobierno. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Sin embargo, tras las elecciones celebradas en enero de 2017, no ha habido acuerdo entre las distintas fuerzas políticas e Irlanda del Norte para formar un ejecutivo.

Pero esa paralización no es el único obstáculo que las peculiaridades políticas de Irlanda del Norte interponen para la aprobación del matrimonio igualitario y que ocasionan que sea el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y además lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP (conservador y de filiación unionista protestante) de la entonces primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP siempre había superado por sí solo, hasta estas últimas elecciones, en que solo logró 28 representantes.

Esta pérdida de la capacidad de veto había despertado la esperanza de que el matrimonio igualitario pudiera ser finalmente aprobado en la nueva legislatura, pero la falta de acuerdos para la formación de Gobierno y la paralización efectiva de la Asamblea lo han hecho imposible. Además, la vía judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido