«¿Si tenemos una coalición entre liberaldemócratas y tories, por qué no podemos tener matrimonio gay?». Con esta frase, el alcalde de Londres, Boris Johnson, se convertía en la primera personalidad relevante del Partido Conservador