La cariñosa acogida por parte del presidente brasileño Lula da Silva al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, en su visita a Brasil, ha producido irritación entre el colectivo LGTB de ese país, que no ha dudado en unirse a las