Dick Cheney, el que fuera vicepresidente de Estados Unidos con George W. Bush, ha mostrado su apoyo a las intenciones de la administración Obama de revocar el “Don’t ask, don’t tell” (DADT) la ley que