Continúa el rosario de noticias terribles procedentes de África. En Senegal, 24 hombres fueron detenidos la pasada Nochebuena en un balneario al sur de la capital, acusados de «actividades homosexuales». En Malawi, dos hombres