"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El debate sobre el matrimonio igualitario se instala en el partido de Merkel

La aprobación del matrimonio igualitario por la vía del referéndum en Irlanda ha reabierto un debate prácticamente congelado durante el primer tercio de la legislatura en Alemania. Un goteo de cargos de la gobernante CDU y de sus colegas bávaros de la CSU muestran públicamente su apoyo a la igualdad matrimonial, aunque la posición oficial se sigue agarrando al inmovilismo homófobo.

Hace una semana recogíamos las declaraciones de la directora de la Oficina Federal Antidiscriminación, así como de los partidos de la oposición parlamentaria (La Izquierda y Los Verdes), pidiendo que de una vez por todas se haga valer la mayoría progresista del Bundestag para aprobar una ley de matrimonio igualitario. La reacción del ministro de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas, fue presentar un proyecto para equiparar los derechos de las parejas casadas con los de las unidas civilmente en una serie (limitada) de disposiciones legales. El propio Maas advertía unos días antes que convencer a sus socios de Gobierno de la CDU/CSU, de ir más allá, iba a ser “difícil.

Ciertamente, la posición de la cúpula democristiana no se ha movido ni un milímetro de su postura contraria a la ampliación de los derechos de las personas LGTB. Tras discutir el asunto durante más de una hora en la ejecutiva del partido el pasado lunes, el secretario general de la CDU Peter Tauber anunció que la formación no daría ni un paso más de lo estipulado en el acuerdo de Gobierno que fraguó la actual gran coalición; un documento que carece prácticamente de compromisos concretos y se limita a prometer el acatamiento de las sentencias del Tribunal Constitucional al respecto. La propia canciller Angela Merkel habría reiterado su convencimiento de que excluir a las parejas del mismo sexo del acceso al matrimonio no es discriminatorio.

A pesar de este inmovilismo oficial, en el partido de Merkel se van alzando voces discordantes. Es el caso de la vicepresidenta del grupo parlamentario en el Bundestag, Nadine Schön, quien ha afirmado que es “favorable a una apertura del matrimonio para las parejas homosexuales”. A nivel de los estados federados el líder de la CDU en el parlamento del Schleswig-Holstein, así como diputados democristianos de las cámaras regionales del Sarre y de Baja Sajonia, han mostrado el mismo apoyo a la medida. Incluso en la CSU, el partido bávaro hermanado con la CDU pero considerado socialmente más conservador que esta, han surgido voces a favor del matrimonio igualitario. Es el caso de la diputada en el Bundestag Dagmar Wöhrl, que ha publicado un artículo en su página web titulado ¡Mi «sí» al matrimonio para todos!.

Al mismo tiempo, sin embargo, se ha desatado una cierta polémica por algunas declaraciones poco afortunadas para tratar de justificar el rechazo a la igualdad LGTB. La presidenta del Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer (CDU), alertaba de que si se permitía a las parejas del mismo sexo acceder al matrimonio, “no se pueden descartar otras reclamaciones, como un enlace entre familiares cercanos o de más de dos personas”. “¿De verdad queremos eso?”, se preguntaba. En el parlamento de Baja Sajonia, la diputada Editha Lorberg echaba mano del argumentarlo democristiano al afirmar que la “protección especial del matrimonio y la familia” que ordena la Constitución alemana obliga, en su opinión, a la discriminación de las personas LGTB.

Las encuestas muestran un apoyo ampliamente mayoritario

Al calor del debate político, se han publicado dos encuestas para sondear la opinión pública sobre el asunto. Los resultados son concluyentes: ambas muestran un apoyo muy mayoritario de la población alemana al matrimonio igualitario. El de YouGov da un 65% de respuestas favorables a la pregunta “¿Apoyaría o rechazaría una ley que permitiera el matrimonio a las parejas homosexuales?”, con un 28% en contra. El apoyo es transversal a todos los partidos representados en el Bundestag, incluida la CDU/CSU (57% a favor) y alcanza un máximo en los votantes de Los Verdes (94% a favor). También una mayoría del 57% frente al 35% se muestra partidaria de la adopción homoparental.

Aún mayor es el apoyo que ha revelado la encuesta del semanario Stern: un abrumador 74% de los alemanes estarían de acuerdo con el matrimonio igualitario, mientras que un 23% se opondría. Los votantes de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria estarían mayoritariamente a favor, democristianos de nuevo incluidos. Está claro, por tanto, que la cuestión es ya puramente un asunto de iniciativa política en una sociedad que va muy por delante de sus gobernantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.