«Es una muy mala noticia para las políticas de igualdad y en especial las del colectivo LGTB. Parece que el PP más rancio ha escalado posiciones», lamenta el activista de Arcópoli, Rubén López.