El disparate, desvelado por la web alemana Telepolis, es mayúsculo. La Unión de Médicos Católicos de Alemania, organización que se define a sí misma como “la voz de comunidad médica católica”, hace referencia en